Escucha ahora

ADN Hoy


Publicidad

Cristián Arcos y la pausa del fútbol chileno: "Jugar no significa ser insensible con el movimiento"

Tras 40 días de inactividad en el campeonato nacional, producto del estallido social, el periodista revisó en Ciudadano ADN la situación, comparándola con una similar en 1973.

Cristián Arcos y la pausa del fútbol chileno: 'Jugar no significa ser insensible con el movimiento'

Fútbol chileno en el estallido social (referencia). Foto:

Van casi 40 días en los que no se juega una fecha de Primera División producto del estallido social, según remarcó el periodista Cristián Arcos en su columna "Deportes con historia" en Ciudadano ADN. Se trata del receso más largo en la historia del fútbol chileno desde 1933. "Han habido terremotos, revueltas, golpes de estado y nunca se suspendió el fútbol".

Solo en 1973, y a causa del Golpe de Estado, el torneo chileno estuvo detenido 34 días. Un momento en el que "no había una revuelta social, era una situación totalmente distinta", según Arcos, pero "por presión de la Junta Militar se volvió a jugar".

La última fecha de esa temporada, contó Arcos, se jugó recién el 2 de febrero de 1974, donde el campeón fue Unión Española, obteniendo 8 puntos más que Colo Colo, que a su vez quedó seguido por Huachipato en tercer lugar.

Tras esa final, se determinó que se jugara el torneo de 1974 recién a partir de septiembre. Para cubrir este espacio sin fútbol, "lo que hizo la Asociación Central de Fútbol fue recuperar la Copa Chile", consignó Arcos. Ese torneo no obtuvo una gran recepción del público, incluso el clásico entre Colo Colo y Universidad de Chile no alcanzó a promediar 3.000 personas.

A la hora de evaluar fórmulas para resolver la incógnita del campeonato actual, Arcos aseguró que "no me gusta ninguna", aunque cree que "se podía haber jugado, jugar no significa ser insensible con el movimiento. Se le ayuda incluso". Dentro de las opciones que se barajan están jugar a puerta cerrada o incluso cerrarlo hasta la última fecha, decisión que "puede ser una pelea proverbial", aunque volver al fútbol, aclaró Arcos, "no es la prioridad del pais ni de cerca".

El tenor escritor cerró su columna revisando la figura de Gabriel Barbosa, "Gabigol", cuya actuación acaba de regalarle no solo el título de la Copa Libertadores al Flamengo en la final contra River Plate, sino el campeonato local, el Brasileirao. Barbosa, de 23 años, empezó en el Santos a los 8 años, "proviene de un sector de extrema pobreza" y cuenta con "más de 600 goles" a su haber. En 2016 fue transferido al Inter de Milan "donde no la agarra ni con la mano". Además, es conocido por su "carácter bastante díscolo" y pololea con Rafaela Santos, la hermana de Neymar. Otra de sus hazañas fue haber sido "detenido porque se agarró a combos con el papá de Neymar", según contó Arcos. 

X