Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Publicidad

Cristián Arcos: Los vínculos futboleros de Camilo Sesto, y el 11 de septiembre en la cancha

El periodista dedicó su columna de Ciudadano ADN a homenajear al cantante español con un recorrido sobre su relación con el deporte, además de los hitos de una fecha clave.

Cristián Arcos: Los vínculos futboleros de Camilo Sesto, y el 11 de septiembre en la cancha

Camilo Sesto y Selección Chilena en 1973. Foto: Getty Images

Aunque el recientemente fallecido cantante español Camilo Sesto "no jugaba ni al taca taca", según relató Cristián Arcos, el periodista dedicó una nueva edición de su columna en Ciudadano ADN a hacer un recorrido sobre sus vínculos con el fútbol.

Una relación que partió con las diversas adaptaciones de sus canciones por parte de barras de equipos como Rosario Central, Atlético de Madrid, Colo Colo o Universidad de Chile, y que siguió con curiosidades como la historia del Club Deportivo Alcoyano, de la ciudad de Alcoy -donde nació el cantante-, que solo logró estar en Primera División un año: 1946, el mismo del nacimiento de Camilo Sesto. Equipo que, este domingo, venció 1-0 al Saguntino, con un minuto de silencio dedicado a la memoria del intérprete de “Jamás”.

En el mismo club, en 1990 firmó como arquero Juan Blanes, un futbolista "cuya única gracia era ser sobrino de Camilo Sesto", contó Arcos. "No jugó ni un minuto. Lo contrataron por ser sobrino".

El cantautor, por su parte, en 2006 escribió un himno para un equipo llamado Maderas Miguel Pérez de Bujalance. Arcos, aunque se reconoce un fan de la música de Sesto, confiesa del himno que "me suena un poquito franquista".

En la segunda parte de su columna, y en vísperas de un nuevo 11 de septiembre, Arcos revisó los hitos futboleros de una fecha clave en la historia política reciente del país. Desde aquel martes de 1973 en el que "se juntaba la selección en Juan Pinto Durán para concentrarse porque tenía un amistoso contra México, y la mayoría no llegó".

Ese día, "Vélez alcanzó a devolverse, igual que Caszely", relató Arcos. "Mario Galindo, que le gustaba el folclor, se sube al auto, pone un cassette y no se dio cuenta de nada. Cuando llega, todos dicen 'este tipo es Rambo, fue un sobreviviente'", contó el tenor escritor.

Y al pisar suelo mexicano para enfrentar ese duelo, la Selección se encontró, según Arcos, "con una avalancha de periodistas, porque eran el primer testimonio de chilenos que estuvieron en el Golpe y podían salir del país. Nadie les preguntó del partido".

Luego vino un partido de ida contra la Unión Soviética en Moscú, cuya vuelta fue el llamado "partido de la vergüenza", en el que la ex potencia se negó a jugar en un Estadio Nacional manchado con sangre, y "en una cosa simbólica, los jugadores chilenos tocan la pelota entre ellos". El "encuentro", según Arcos, "es la gran obsesión del periodismo chileno porque no hay imágenes de ese partido".

Otras efemérides relativas al 11 que contó Arcos son la de 1983, cuando Chile pide cambiar la fecha de su partido con Uruguay por Copa América y "le dicen que no. Fue la Batalla de Santiago. La cantidad de chuletas que se pegan ese día es impresionante". O en 2013, cuando por las eliminatorias de Brasil 2014 pierde 3-1 frente a Colombia, "el mismo día que falleció el Sapo Livingstone, uno de los más grandes, sino el más grande arquero del fútbol chileno".

X