Noticias

Organización se encarga de recuperar alimentos para dárselos a quienes los necesitan: “Todos somos responsables, desde el productor al consumidor”

Ciudadano ADN conoció la experiencia de Red de Alimentos, que trabaja con productores y supermercados, recolectando y rescatando alimentos que por diversas fallas en su producción o problemas estéticos no pueden venderse, y entregándoselo a quienes sufren de malnutrición. Más detalles los contó su gerenta, María Eugenia Torres.

Por Ciudadano ADN
Viernes 16 de Oct, 2020 - 23:48

Desde 1945 se estableció el 16 de octubre como el Día Mundial de la Alimentación, como una forma de concientizar lo que viven personas -principalmente del Tercer Mundo- en relación a la falta de alimentos. En este día, Ciudadano ADN conoció la labor de la Red de Alimentos, que se encarga de recuperar los alimentos que las empresas productoras no pueden vender por distintos motivos -como fallas en su producción o desperfectos en su presentación-, entregándolo a sectores sociales vulnerables, evitando que se vuelvan desechos.

Es fundamental crear conciencia respecto a que hay alimentos que antes solían desecharse, pero que le pueden servir a alguien. “Todavía falta mucho por avanzar en términos de concientización, pero se ha hecho bastante”, aseguró la gerenta general de Red de Alimentos, María Eugenia Torres, en conversación con Ciudadano ADN. Hoy la organización trabaja con más de 240 empresas, incluidos supermercados.

Entre sus beneficiarios están ollas comunes, que se han vuelto cotidianas dentro de la pandemia. “La necesidad de comedores sociales no nace con la pandemia. Siempre ha existido malnutrición en Chile. Lo que hizo la pandemia fue visibilizarlo”, advirtió Torres. Al respecto, Torres agregó que “pareciera que la obesidad fuera un problema de sobrenutrición, pero es un problema de malnutrición”. Por eso, Red de Alimentos está colaborando con más de 150 iniciativas de este tipo.

La población de tercera edad, migrante y en situación de calle son otros de los sectores a los que apunta la organización, por su vulnerabilidad y su alimentación deficiente.

Además, la pérdida de alimentos aptos para el consumo es también una amenaza medioambiental. “Si fuera el país, sería el tercero más contaminante del mundo”, comentó Torres. Por eso, Red de Alimentos trabaja con los ministerios de Hacienda y Desarrollo Social para establecer normativas que indican, por ejemplo, que la pérdida voluntaria de alimentos califique como gasto rechazado. 

“Todos somos responsables de esto, desde el productor hasta el consumidor”, insistió Torres. “Cuando escogemos el alimento perfecto, hacemos que se termine desperdiciando ese producto que no cumple con cierto canon estético, como la manzana machucada”. Otras recomendaciones de la experta son no sobrecomprar ni sobreconsumir, y aprovechar todo lo que se compra, como los tallos de la fruta y verdura, además de ser responsables con el medio ambiente, empujando acciones como el compostaje casero (descomposición de desperdicios orgánicos para transformar la materia en abono).

Dentro de los alimentos que Red de Alimentos logra rescatar, hay un 15% de lácteos, un 15% de frutas y verduras (Red de Alimentos asegura que recupera más de 100 toneladas mensuales) y un 50% de abarrotes, snacks y líquidos. “De repente nos llega carne, que como es de alto valor, igual los productores tienen mecanismos para venderlo”, contó. Sin duda, se trata de un trabajo requiere una logística importante. “Tenemos un equipo súper comprometido. Hay una cadena logística que hace que, cuando el alimento llega, en dos días esté en la boca de quien lo necesita”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto