Noticias

Opinión: Rectificar o continuidad, falso dilema

Víctor Barrueto, expresidente del PPD entre 2003 y 2006, analiza el tema en nuestro medio asociado ElQuintoPoder.

Por ADNradio.cl
Miércoles 21 de Dic, 2016 - 10:23
Compartir

Por Víctor Barrueto, ElQuintoPoder.cl

Se ha hablado mucho en los últimos tiempos sobre la necesidad de una rectificación sustancial en el Gobierno y la Nueva Mayoría, o de la importancia de dar continuidad a lo que ésta ha realizado. Creo que este es un falso dilema. ¿Por qué? Porque se necesitan ambas.

Tenemos que rectificar en la capacidad de hacer política, la manera de construir acuerdos, la forma de gobernar, gestionar bien y el contar con una estrategia de crecimiento sólida. Y necesitamos continuidad en las transformaciones profundas iniciadas. ¿Alguien podría imaginarse Chile ahora sin los nuevos recursos que da la reforma tributaria, o sin educación superior gratuita? ¿O alguien podría pensar que el país puede seguir adelante sin una reforma al sistema previsional?

Lo interesante en el debate presidencial actual es que Ricardo Lagos aparece como quien puede realizar ambas cosas: es quizás el único que podría garantizar la viabilidad y la consolidación de las reformas. ¿Por qué? Debido a las características de su liderazgo que permite empujar el país hacia adelante, para crecer más, para impulsar proyectos de envergadura y unir convocando con más amplitud a todo el país para esas tareas. Sólo el logro de ello es lo que permitirá dar las bases para mantener y sustentar las reformas de fondo.

Si no con Sebastián Piñera podemos imaginarnos lo que sucederá, pero de seguir también con una situación como la actual sería muy frágil para poder sostener el reformismo. Aunque sólo fuera porque sin mayor crecimiento no habría recursos para financiar estas reformas a pesar de la reforma tributaria.

Es este atributo del tipo de liderazgo que tiene Ricardo Lagos, el que pudiera hacernos pensar incluso -que pasado este momento de ira contra el establishment que recorre a mucha gente y cuando todos comiencen a enfocarse en quién podría gobernar mejor para el bien del país, acercándonos a la fecha de la elección presidencial- que se podría producir un significativo vuelco a su favor.

Además de la reflexión anterior, los resultados de las elecciones municipales nos señalan algo muy destacable: que a pesar del castigo de nuestros electores que decidió no ir a votar, si sumamos ya sea en alcaldes o concejales los votos de la Nueva Mayoría, de los "descolgados" de la Nueva Mayoría, del PRO, y de la izquierda alternativa, tenemos aun a pesar de esa abstención, una mayoría electoral por los cambios profundos en Chile.

Lo cual nos obliga a iniciar la reconstrucción política de esa mayoría por los cambios, que no será fácil, porque las posiciones más progresistas han sufrido un grave daño en los últimos años, por la mala gestión, tanto en el diseño como en la implementación de nuestras ideas y proyectos.

Se necesita para ello mucho más política de la que hemos hecho en los últimos tiempos, y de la buena política y se necesita un liderazgo capaz de convocar a una centro izquierda lo más amplia posible y un proyecto país que interprete e integre las distintas visiones y miradas que son parte de esa mayoría por los cambios que realmente existe en la sociedad, pero que no se está expresando bien a nivel político. ¿Por qué si en el pasado logramos ponernos de acuerdos en objetivos comunes teniendo diferencias mucho mayores que la actual diversidad, diferencias que eran a veces incluso antagónicas, no podríamos hacerlo hoy?

Un proyecto país, por ejemplo, que ponga en el centro el bienestar de la gente, que aunque uno de sus objetivos principales sea impulsar un mayor crecimiento, lo haga antes que nada pensando en cómo convertir ese crecimiento en bienestar para toda la población, incluyendo las reformas necesarias para lograr eso, podría ser un eje de conversación para ese fin.

Ante estos desafíos parece lamentable que no fluya la posibilidad de una primaria conjunta del PPD con el PS, para elegir su candidato presidencial, ya que esto sería como retomar la gran política por sobre cálculos menores y miedos, y sobre todo sería como dar reinicio a un proyecto socialdemócrata actualizado para Chile.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto