Nacional

Doctora Adriana Diettes, intensivista pediátrica: “Soy partidaria de que, con un plan estandarizado y protocolizado, los niños vuelvan al colegio”

La presidenta de la rama intensiva de la Sociedad Chilena de Pediatría estuvo conversando en Tu Nuevo ADN sobre cómo el coronavirus ha afectado a los niños y adolescentes en Chile, y como se ve el escenario ante el inminente regreso a clases presenciales en marzo.

Por Natalia Cáceres
Martes 26 de Ene, 2021 - 21:03
Actualizada el Martes 26 de Ene, 2021 - 21:07
Compartir

Los datos del Ministerio de Salud (Minsal) señalan que en Chile, y desde que comenzó la crisis sanitaria, 85.307 niños y adolescentes se han contagiado de coronavirus. De ellos, 32.657 corresponden desde recién nacidos hasta los 9 años, 19.739 entre 10 y 14 años, y 32.911 jóvenes de entre 14 y 19 años; y del total, 1.798 han debido ser hospitalizados para poder recibir tratamiento.

Con esas cifras, y ante el inminente inicio del año escolar presencial fijado por el Ministerio de Educación para el próximo primero de marzo, es que doctora Adriana Diettes, quién es intensivista pediátrica, presidenta de la rama intensiva de la Sociedad Chilena de Pediatría, y jefa de la UCI Pediátrica del Hospital van Buren de Valparaíso, conversó en Tu nuevo ADN sobre cómo han vivido la crisis sanitaria los menores de edad en Chile. 

La profesional indicó que, por lo general, el coronavirus afecta a los niños de forma diferente que a los adultos. En menores de 9 años, por ejemplo, generalmente tienen muy pocos síntomas y pueden tener, eventualmente, una muy baja carga viral, aunque todavía no existen estudios científicos respecto a este grupo etario.

Respecto a la capacidad de las UCI pediátricas en el país, la doctora señaló que deben haber aproximadamente 10 o 15 niños en estas unidades a lo largo de todo el país. “En este momento no estamos viendo un alza importante, la vimos en junio-julio, de la mano de la primera ola” aclaró, aunque agregó que “es posible que se presente un aumento en este segmento de la población en las hospitalizaciones”.

En la actualidad, de acuerdo a la intensivista, los esfuerzos están volcados en los pacientes adultos, que son la mayoría. Aproximadamente, entre un 12% y un 15% de las camas críticas de niños han debido ser reconvertidas para suplir las necesidades de los centros médicos, así como también, en algunos hospitales como el mismo Van Buren en donde la infraestructura no permite que se pueda hacer eso, el personal que trabaja en las UCI pediátricas se han tenido que movilizar hasta las unidades regulares para poder atender a todos los pacientes que reciben.

Bajo esa misma línea, la profesional expresó su preocupación frente al hecho de que, dentro del personal médico que está siendo vacunado, también ha debido priorizarse a los que trabajan con personas adultas, posponiendo a los trabajadores del área de pediatría.

“A nosotros como rama de intensivo lo que nos preocupa es el personal de que se ha trasladado desde las Unidades de Paciente Crítico Pediátrico, que en su mayoría no han sido considerados, o las unidades reconvertidas que tampoco han sido consideradas como primera línea de vacunación“, indicó, ya “ellos ya están enfrentando como tal los pacientes adultos o están allá, el personal de nosotros está en unidades de pacientes adultos, y hay unidades que tienen al 50% de reconversión sin vacunación“.

Respecto a una eventual vuelta a clases presenciales, la doctora Diettes es muy enfática en señalar que es necesario considerar todas las variables tanto personales como familiares, evaluar caso a caso, la situación país, y la contingencia, para que esto suceda. Explica que no es lo mismo entrar a clases en el peak de la pandemia, que durante una baja, y que, de volver, lo más importante será que los establecimientos sean flexibles frente a la situación tanto de sus estudiantes como de sus trabajadores.

Yo como pediatra y como mamá, soy partidaria de que, con un plan estandarizado y protocolizado, los niños vuelvan al colegio. El daño colateral que han tenido los niños por la pandemia del Covid es muy grande (…) el daño que estamos viendo a nivel psicológico y a nivel social de tener a los niños aislados, la inequidad que se presenta, la falta de aprendizaje, es algo que hay que colaborar a que no siga avanzando. Y los estudios han demostrado que es más beneficioso que ingresen con un protocolo adecuado a que no ingresen“, enfatizó, considerando que en otros países ya han retomado las clases y esto no ha incidido en el aumento de las tasas de contagio.

“Como sociedad. sonaría tremendamente inconsecuente que yo pida un permiso para ir de vacaciones a una playa llena de gente y diga que no puedan ir al colegio”, declaró.

La profesional llamó a, a medida que la situación lo permita, preferir las actividades al aire libre durante este verano, manteniendo las precauciones necesarias, utilizando alcohol gel frecuentemente y sin sacarse la mascarilla.

En contraste, los recién nacidos no deben salir de casa bajo ninguna circunstancia, al igual que las madres que se encuentren en periodo de lactancia, ya que ambos tienen un sistema de inmunosupresión distinto a los demás.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto