Nacional

Lanzan código de buenas prácticas para promover igualdad de género en las empresas: “Queremos que el talento sea independiente del género, y ojalá en cargos de tomas de decisiones”

“Talento sin género” busca promover la igualdad de oportunidades al interior de las empresas, con un énfasis en cargos directivos, para desde ahí impulsar cambios en toda la sociedad. Ciudadano ADN conversó con María Isabel Aranda, presidenta de la Red de Mujeres en Alta Dirección (Redmad).

Por Ciudadano ADN
Jueves 26 de Nov, 2020 - 21:59
Compartir

Talento sin género es el nombre del código de buenas prácticas para la gestión del talento y la mejora de la competitividad de las empresas, promoviendo la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

“Hay un tema que es cultural, y hay que buscar cómo hacer realidad ese cambio. Esa cultura genera sesgos inconscientes que ponen obstáculos al desarrollo laboral de la mujer, y la única manera de resolverlos es trabajar en eliminar esas barreras”, aseguró en Ciudadano ADN María Isabel Aranda, presidenta de la Red de Mujeres en Alta Dirección (Redmad), que está promoviendo del código.

Esos obstáculos pueden pasar por factores personales, pero también por factores organizacionales. De ahí la relevancia del código, que busca ayudar a “generar un plan estratégico para que todo el talento esté disponible independiente del género, y ojalá en cargos de toma de decisiones. Estamos tratando de intencionar un cambio cultural muy importante”.

El código busca trabajar sobre las políticas de las empresas, revisándolas y eliminando sesgos, “que incluso los hay en los procesos de selección y reclutamiento”. Del mismo modo, el objetivo es “empoderar a las mujeres, ayudándolas a avanzar. La mujer se cohibe o se inhibe para visibilizarse, y hay que darle ese pequeño empujón”, a través de programas de mentorías.

María Isabel Aranda enfatizó que el código también busca que las empresas se potencien como tales a través de estas buenas prácticas. “Por un lado es generar mejores organizaciones, pero también que generen valor económico y social”.

Otro punto a destacar del proyecto es, a partir de la consecución de esta igualdad, la posibilidad de fomentar al interior de las empresas los protocolos anti abusos y acosos hacia las mujeres. Según Aranda, “estamos convencidas de que si en la toma de decisiones, en los altos mandos, hubiera más mujeres, no ocurriría esto. No puede ser que los hombres estén decidiendo el devenir de la sociedad entera, si las mujeres son la mitad de la población”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto