Nacional

Fisco deberá pagar 40 millones a víctima de fuerza desmedida ejercida por Carabineros

El incidente ocurrió en la ejecución de entrada y registro de una vivienda.

Por Francisco Espinoza
Lunes 27 de Ene, 2020 - 11:19

El Décimo Noveno Juzgado Civil de Santiago condenó al fisco a pagar una indemnización de $40.000.000 a una víctima de fuerza desmedida ejercida por personal de Carabineros en un procedimiento de entrada y registro a su domicilio.

 En el fallo, la magistrada Jacqueline Benquis Monares acogió parcialmente la demanda deducida, tras establecer el actuar desproporcionado y negligente de los policías que realizaron el operativo que dejó con lesiones al demandante.

 El fallo establece que, “sin perjuicio que se hablará de aquellos antecedentes, de ser procedente, a la hora de analizar el daño, su existencia misma da cuenta de la ilicitud de la conducta realizada por el órgano de la Administración del Estado en este caso”.

"Tales daños acreditan que existió una desproporcionalidad entre los medios efectivos para llevar a cabo la inmovilización del actor en el momento de la Entrada y Registro, como asimismo medidas que, una vez constatada la identidad del actor y su total desligazón de los hechos materia de la investigación, eran innecesarias para mantener en efecto dicha diligencia y fueron más allá de los límites que la recta razón, las máximas de la experiencia y últimamente la ley, expresan para el desarrollo de esa tarea", agrega.

 "En cuanto al dolo o culpa del agente en su actuar, vale decir que es de su cargo el uso de la fuerza física para mantener el orden y la seguridad nacional, objeto para el cual estudian y entrenan. Es decir (…) su negocio propio es la administración de la fuerza física necesaria en cada caso concreto para restablecer el imperio de derecho o evitar su quebrantamiento (…) para determinar la fuerza física necesaria en el caso concreto de la Entrada y Registro en el departamento del actor, se debe estar a las características personales de éste y asimismo a las circunstancias concomitantes del lugar en que se ejecuta", añade.


 

El tribunal determinó que no hay registro alguno “que el demandante haya opuesta resistencia a la ejecución” del procedimiento. Además, “la acción se desarrolló en un edificio destinado al uso habitacional y respecto del cual no fueron reportados antecedentes adicionales sobre la existencia de riesgos para el personal policial”.

 Además, "no existe prueba alguna en autos de que se haya limitado el uso de la fuerza una vez constatada la identidad del actor, ni que se le haya asistido en sus dolencias físicas causadas por esa fuerza, actos ambos en que dichos agentes del Estado obraron con culpa reprochable, al no haber desplegado tales diligencias o cuidados".

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto