Nacional

Pareja de lesbianas interpuso primera demanda por Ley Antidiscriminación

Pamela Zapata Pichinao (23) y Carla de la Fuente Vergara (22) demandaron al motel Marín 014, ubicado en la comuna de Providencia, luego que el viernes recién pasado, personal de este recinto, les impidiera hacer uso de una de sus habitaciones.

0:00 / 0:00
Por Agencia UPI
Lunes 30 de Jul, 2012 - 12:41
Una pareja de jóvenes lesbianas recurrió este lunes a la justicia luego que se les impidiera el ingreso a un motel por su orientación homosexual.

El Tercer Juzgado Civil de Santiago será el primer tribunal del país en tramitar una demanda bajo la nueva Ley Antidiscriminación promulgada el 12 de julio por el Presidente Sebastián Piñera.

Pamela Zapata Pichinao (23) y Carla de la Fuente Vergara (22) demandaron al motel Marín 014, ubicado en la comuna de Providencia, luego que el viernes recién pasado, personal de este recinto les impidiera hacer uso de una de sus habitaciones.

"No hubo explicaciones, sólo que teníamos que irnos, nos dieron incluso otra dirección de recomendación, advirtiéndonos que en ese sector ningún otro motel nos iba a aceptar", relató una de las demandantes.

El abogado Alan Spencer, representante de ambas jóvenes, explicó que la demanda está dirigida contra el representante legal del establecimiento, Rosendo Mandujano, y dijo que exigen que "se declare la discriminación arbitraria de la Sociedad Comercializadora Marín; que se disponga una orden para que no reiteren la conducta ilegal; multa fiscal de 50 UTM y el pago de las costas del proceso judicial".

El presidente del Movimiento de Liberación Homosexual, Rolando Jiménez, quien acompañó a las demandantes, calificó de histórica esta presentación "esta ley costó 10 años sacarla del congreso y esto demuestra cómo se ha penalizado algunas formas de amor. Esperamos que la sola presentación de esta demanda modifique el comportamiento de los moteles".

En tanto, el vocero del Movilh, Jaime Parada, dijo en ADN Radio Chile que el motel arriesga hasta 50 UTM de multa, la cual iría en beneficio fiscal, no para las afectadas.

Parada explicó que los recintos que indican que "se reservan el derecho de admisión" pueden ser sancionados si se determina que la discriminación no tiene fundamento racional, sino que es arbitraria.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto