Música

Manuel García: “Hoy leería la misma carta que en Viña 2012, pero retirando el “con respeto y cariño””

El músico acaba de lanzar, como adelanto de su nuevo disco, una reversión de “La danza de las libélulas” junto a Mon Laferte, que presentó en entrevista con Ciudadano ADN, donde también reflexionó sobre la situación política y musical del país.

Por Ciudadano ADN
Viernes 21 de Feb, 2020 - 22:03
Actualizada el Viernes 21 de Feb, 2020 - 22:15

La recién estrenada nueva versión de “La danza de las libélulas” (2005), uno de las primeras grandes canciones de Manuel García, cuenta con la participación de Mon Laferte. “En un concierto en México le pedí a la gente que me la cuidaran y la escucharan, sin tener idea del fenómeno que ella era”, recordó el músico en entrevista con Ciudadano ADN, graficando así los inicios de una relación “siempre muy natural y de cariño” que ha tenido con la cantante.

Se trata del primer adelanto del nuevo disco de García, que se lanzará este 2020 y que promete varias otras colaboraciones con músicos destacados y cercanos al artista. “Es la manera de agradecer estos 50 años de música”, dice, a propósito de la edad que está por cumplir, este 1 de marzo.

Un medio siglo de vida que lo tiene “contento”. “Yo no sé si voy a vivir hasta los 100 o los 150”, confiesa, aunque se muestra “sorprendido de cómo es la vida, ilusionado de los planes y repasando el haber vivido una etapa importante”.

García admite que, poco antes del estallido social, “estaba perdiendo cierta fe en la posibilidad de los cambios sociales” a través de su música. Sin embargo, su mirada cambió después del 18 de octubre: “Cuando Chile despierta, también despierta hacia el arte, hacia la cultura, y los artistas también despertamos a observar que esa conciencia también existe”.

Un artista que ha sido frecuentemente visto en las marchas, a las que “voy como ciudadano y como vecino, no como artista”. Sobre la violencia, reflexiona que “en un momento inicial era comprensible el desborde y la rabieta, pero aquello debe tener un límite, para poder conversar las cosas. Jamás va a ser el camino”. Para él, los hechos violentos “terminan siendo un acto cobarde, ni siquiera político. Rayan más en lo criminal que en la construcción de un ideal de país”.

Muy recordada es su intervención en el Festival de Viña 2012, cuando leyó una dura carta dirigida al presidente Sebastián Piñera, a propósito del movimiento estudiantil del año anterior. Hoy, asegura que “leería la misma carta”, aunque, “lamento decir que retiraría mi palabra que dice ‘con respeto y cariño’. Vamos quedando en el puro respeto”. Una forma de dirigirse al presidente que, en su momento, nace porque “me habían insistido mucho las señoras de las agrupaciones de Detenidos Desaparecidos que todas las cosas que se hicieran fueran siempre con amor, porque no querían enconar más heridas”, pero la situación actual le hace pensar que no puede apelar a “un cariño que no se gana si no se está a la altura de las circunstancias y de lo que el pueblo espera de un Mandatario”.

Otro cambio que le llama la atención es la fuerte impronta femenina en la música chilena actual, “desde Anita Tijoux a Las Tesis, pasando por Cami, Francisca Valenzuela o La Chinganera o Mon Laferte”. García asegura que “me siento agradecido, admirado y aprendiendo el punto de vista de lo femenino en la músic””, el que, según observa, “ya no es una reivindicación de sus derechos, es una lucha constante. Yo me quedo en silencio observando, aprendiendo y tratando de no hablar generacionalmente más de lo que debo”.

Y a días de un Viña 2020 que tendrá una noche femenina, donde se espera una destacada performance de la propia Mon Laferte, García no descarta una participación. “Y quién sabe, a última hora me subo. Estos momentos espontáneos ocurren”, esbozó, a propósito de un certamen que “se tiene que convertir en una cadena política y social”. Aunque hizo énfasis en la necesidad de equilibrar los contenidos y las sensaciones que se vivirán en el certamen. “Los artistas también tienen derecho a entregar sus canciones de amor y que entretienen, sin tener que llevar todo el rato sobre sus hombros el compromiso político”.

Manuel García asegura estar por la opción “apruebo” para el próximo plebiscito constituyente, e incluso anuncia que “si viera que es necesaria la participación, yo aceptaría cualquier tipo de acción política más técnica que estética”. Según cree, “todos nos tenemos que comprometer, tal vez más allá de nuestras fuerzas, con un proceso que es más importante que cada uno de nosotros. Si la patria te llama hay que estar ahí”. Una palabra que suele estar asociada a sectores más conservadores, aunque para García “si está bien acuñada, representa desde un símbolo como una bandera hasta el hacer cotidiano de cualquier persona que está en la calle”.

El plan más inmediato del músico es su concierto de cumpleaños, este 1 de marzo en el Teatro Nescafé de las Artes, y que contará con la participación de nombres como Daniela Vega, Chinoy, Álvaro López, Yael Meyer y El Mulu. Una presencia de “artistas y amigos”, donde “espero que eso sea para la gente: una fiesta de cumpleaños con música”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto