Internacional

Carvativir: las “gotas milagrosas” de Maduro que preocupan a la comunidad internacional

De acuerdo al mandatario, el compuesto habría sido probado por más de nueve meses en pacientes infectados y con distintos niveles de gravedad, consiguiendo el éxito en la totalidad de los casos. Aún se desconoce al creador de la fórmula, pero los expertos están preocupados de lo que pueda contener el medicamento experimental.

Getty Images
Por Natalia Cáceres
Lunes 25 de Ene, 2021 - 17:08
Actualizada el Lunes 25 de Ene, 2021 - 18:05
Compartir

En medio de una conferencia de prensa donde informó las cifras de contagio de Covid-19 en Venezuela, el Presidente de ese país, Nicolás Maduro, presentó el Carvativir, o, como él mismo las ha nombrado, “las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández”, que, según él y solo con el respaldo de la  autoridad sanitaria de ese país, curarían el coronavirus. Además, expresó que comenzarán a producir el compuesto en forma masiva durante esta semana.

El compuesto recibe ese nombre en honor al un médico venezolano que será beatificado este año por la iglesia católica, luego de que el Papa Francisco comprobara que el doctor había realizado un milagro.

El anuncio llega cuando en Venezuela la vicepresidenta confirmó este domingo un total de 123.709 casos acumulados de coronavirus y 1.148 fallecidos a causa de la pandemia, aunque algunos sostienen que estas cifras podrían estar siendo adulteradas desde el oficialismo. En tanto, desde este lunes comenzó la semana de flexibilización, que es parte del método 7+7 del Gobierno, que implica una semana de confinamiento más estricto y una de mayor apertura. 

“Habiendo recibido el permiso sanitario oficial del país, puedo presentar la medicina que neutraliza el 100% del coronavirus, el Carvativir, mejor conocido como las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández” señaló el mandatario, añadiendo que “es una medicina totalmente inocua. No tiene ningún tipo de efectos secundarios. Pudiéramos decir: ni negativos. Ha demostrado una efectividad tremenda“.

El compuesto ha sido tratado con total hermetismo desde el gobierno. Maduro ni siquiera ha querido revelar el nombre del científico creador del medicamento, aunque aseguró que es “una mente brillante” y que lo protegerán, al menos por el momento, en el anonimato.

Eso sí, indicó que el resultado final fue producto de una larga serie de estudios de distintas áreas de la ciencia y que ya ha sido probado de forma experimental por más de nueve meses en pacientes con distintos niveles de gravedad que estaban internados en un centro sanitario improvisado que el Gobierno instauró en el poliedro de Caracas.

De ellos, el 100% se habría recuperado completamente del virus gracias al tratamiento, según el mandatario.

10 gotitas debajo de la lengua, cada cuatro horas, y el milagro se hace. Es un poderoso antiviral, muy poderoso, que neutraliza el coronavirus”, insistió Maduro, para luego señalar que todo lo relacionado con este producto “se va a publicar en revistas internacionales” próximamente.

Si bien no hay una confirmación oficial, algunos expertos hicieron el cruce de información y piensan que las gotas milagrosas podrían tener relación con la molécula DR10, que fue encontrada por un grupo de investigadores del gobierno.

Fue el pasado 25 de octubre cuando Maduro informó por la prensa el descubrimiento del compuesto que anularía “al 100% el coronavirus, una vez demostrados los estudios por seis meses de nuestro Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas“. En esa ocasión, y de acuerdo a la ministra de Ciencia y Tecnología Gabriela Jiménez, la molécula correspondería a “un derivado de ácido ursólico” y que presentaría completa inhibición de la replicación del virus in vitro.

Desde el gobierno venezolano esperan poder establecer un sistema de distribución directa que permita que el Carvativir esté disponible en todos los hospitales y centros de salud de Venezuela, además de poder exportar miles de dosis a los países caribeños y sudamericanos con los que comprarte en la alianza ALBA-TCP, como Cuba, Bolivia o Haití, viendo incluso la idea de comercializar el medicamento con aquellos que mantiene una relación estratégica.

Además, esperan que la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, entregue toda la información de las gotas al director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, “para que conozca y certifique este poderoso antiviral“.

Preocupación en la comunidad internacional por la falta de certificación

Aunque Maduro aseguró que el Carvativir es una sustancia “totalmente inocua”, de acuerdo al proceso experimental secreto que desarrollaron, nadie ha visto el medicamento ni hay testimonios de pacientes que hayan sido tratados con estas gotitas de forma oficial.

El exministro de Sanidad, José Luis Oletta, expresó tras leer la ficha técnica del compuesto, que el Carvativir es un derivado del timol, y que “su uso tradicional es como un antiséptico o bactericida, aplicado en la piel y como enjuague bucal”, no un medicamento, por lo que las “gotas milagrosas” de Maduro serían en realidad “un producto sin soporte validado por evidencias de estudios clínicos. Carece de validación por ensayos clínicos, aleatorios, doble ciego, publicado en revistas científicas especializadas”, indicó.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, María Graciela López, indicó a Infobae que el grupo no tiene “ninguna recomendación ni medida científica para recomendarla y tenemos que hacer lo que hemos hecho durante la pandemia, que es hablar de lo que sí ha funcionado y lo que no para evitar el daño a la población e intentar que las personas se apeguen a las medidas de prevención de lo que sí se sabe que previene el Covid-19″.

López además habló del riesgo que significa para la población que Maduro promocione el medicamento como “gotitas milagrosas”, ya que es una “vinculación es muy dolorosa y puede llevar a la manipulación de la población”, principalmente por la referencia al doctor Hernández, que es “es un beato para Venezuela y es realmente una figura religiosa muy relevante para el país”.

Postura con la que se mostró de acuerdo el médico intensivista y jefe de Urgencias del hospital de Moncloa, en España, Vicente Gómez, quién añadió que “se está hablando de un país que no tiene precisamente buena prensa en cuanto a transparencia y eso ya es un handicap”, por lo que tienen que “publicar sus estudios en revistas internacionales con revisores neutrales y ver realmente para qué sirve esto: si es un neutralizante que se lo tendría que poner todo el mundo o bien sirve para cuando la persona está en primeras fases de la enfermedad”.

En tanto, el infectólogo argentino Roberto Debbag, señaló que “no hay datos más allá de lo expresado por el presidente Maduro; no hay publicaciones ni evidencia científica a través de expertos locales ni venezolanos. Esperemos que evolucionen las evidencias para saber si realmente es un antiviral útil para el tratamiento del coronavirus“.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto