Internacional

La NASA informó que, por primera vez, una de sus sondas tocó un asteroide

OSIRIS-REx desplegó su brazo robótico sobre Bennu, a más de 300 millones de kilómetros de la Tierra, para tomar muestras. Si el procedimiento fue exitoso, comenzará su viaje de regreso en marzo de 2021.

NASA
Por Francisco Espinoza
Miércoles 21 de Oct, 2020 - 09:40
Actualizada el Miércoles 21 de Oct, 2020 - 09:42

La NASA informó que la sonda OSIRIS-REx desplegó su brazo robótico el martes y, por primera vez para la agencia, tocó brevemente un asteroide para recolectar polvo y guijarros de la superficie para enviarlos a la Tierra en 2023.

Según la agencia espacial estadounidense, el asteroide Bennu se encuentra actualmente a más 321 millones de kilómetros de la Tierra y ofrece a los científicos una ventana al sistema solar primitivo y a los ingredientes que podrían haber ayudado a generar la vida en la Tierra.

Si el evento de recolección de muestras del martes, conocido como “Touch-And-Go” (TAG), logró suficiente material, los científicos estiman que el viaje de retorno de la nave comenzará en marzo de 2021. De lo contrario, realizarán otro intento en enero del mismo año.

“Después de más de una década de planificación, el equipo está encantado con el éxito del intento de muestreo de hoy“, dijo Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona, en Tucson.

“A pesar de que tenemos algo de trabajo por delante para determinar el resultado del evento, el contacto exitoso, el disparo de gas TAGSAM y el alejamiento de Bennu son logros importantes para el equipo. Espero analizar los datos para determinar la masa de muestra recolectada”, agregó.

Osiris-Rex inició su viaje hacia el asteroide Bennu en septiembre de 2016. En diciembre de 2018, llegó a destino. Bennu, en tanto, está considerado un objeto potencialmente peligroso, con una probabilidad de 1 entre 2.700 de estrellarse contra la Tierra durante el próximo siglo.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto