Gastronomía y patrimonio

La leyenda de Carlos Gardel y el revival del cassette: “Ciudadano a pata” y la nostalgia en cuarentena

La columna sobre nostalgia, gastronomía y patrimonio de Ciudadano ADN revisó la figura del ícono del tango en el aniversario 85 de su muerte, además de rescatar un modo de escuchar música propio de la década del 80, y que ya es un ícono vintage.

Por Ciudadano ADN
Viernes 03 de Jul, 2020 - 20:57

El 24 de junio de 1935, a los 44 años, se apagó físicamente la voz de Carlos Gardel, el mayor astro del tango argentino. Hoy, 85 años después, el periodista Mario Cavalla recordó su leyenda en “Ciudadano a pata”, la columna sobre nostalgia, patrimonio y gastronomía en Ciudadano ADN.

Gardel fue el principal cultor de esta música característica de Argentina, vinculada a la generación de nuestros abuelos, y presente en programas radiales de voces como Alodia Corral y Mabel Fernández, los domingos en las viejas radios AM. Sin embargo, en la actualidad, las tanguerías de barrios como Cumming y Recoleta intentan mantener vivo un género que “en la generación nuestra ya se empieza a diluir, pero sigue siendo un referente importantísimo”.

La vieja disputa sobre la verdadera nacionalidad de Gardel fue zanjada tras el hallazgo de documentos de la ciudad de Toulouse, que registró el nacimiento de Charles Romuald Gardes. “Es completamente francés, y ya no hay ninguna discusión al respecto”, aseguró Cavalla. Pero Gardel “es argentino de corazón” ya que fue en ese país “donde despunta su carrera y se desarrolla como cantante, como hombre, y como embajador mundial del tango”.

Una carrera que “se consolida tarde”, por lo que su periodo fecundo como tanguero no sobrepasó los 10 años. Mucho antes de eso, en 1917, y cuando aún buscaba el éxito musical, Gardel pisó tierras chilenas. Aquí estuvo tres semanas actuando en teatros de Valparaíso, Viña de Mar y Santiago. Una placa en la esquina de Huérfanos con Ahumada, donde se emplazaba el teatro Royal, recuerda que él actuó en ese lugar. En ese entonces, el cantante “pesaba 120 kilos, no tenía la imagen del gaucho que conocemos” y se dedicaba al folclor. “Acá le fue bastante bien, pero todavía no era nadie”. Muy lejos estaba de la época donde se volvería popular en Europa, llegando a vender 70.000 discos en solo tres meses, “una locura para ese tiempo”. Mucho más adelante, estuvo a punto de grabar “Carillón de la Merced”, composición de Enrique Santos Discépolo en homenaje a la iglesia del centro de Santiago. “Chile siempre estuvo relacionado con Gardel”, comentó Cavalla.

Una de las más sabrosas anécdotas del cantante está protagonizada por otra figura señera del tango argentino. En los años 30, cuando Gardel vivía en Nueva York, golpean la puerta de su departamento. Es un niño, que le trae de regalo una escultura construida por su padre. “Tú eres mi ídolo”, le dijo el niño, que le aseguró que tocaba el bandoneón. “Demuéstramelo”, le contestó Gardel, y lo hizo, demostrando una gran habilidad. Al final, le preguntó su nombre. “Astor Piazzolla”, respondió. Él vivía en ese entonces en Estados Unidos por motivos laborales de su padre, y terminó convirtiéndose en su guía turístico de la ciudad. Incluso, Gardel lo invitó a su fatal gira de Medellín, pero “sus papás no le dieron permiso porque todavía era menor de edad”. 

Gardel cambió para siempre el tango con su interpretación, dejando atrás esa cosa rítmica y melódica para transformarlo “en un desgarro. Su manera de frasear hizo historia”, contó Cavalla. Entre otras historias del argentino están su coqueteo con el fútbol, cuando le fue a cantar a la selección argentina a Uruguay durante el mundial de 1930. 

El regreso del cassette

El clásico objeto de los años 80 está volviendo en gloria y majestad, reconvertido en un objeto vintage. Junto con precisar que su nombre proviene del francés “la cassette” (caja), Cavalla recordó el muy ochentero ritual de “tomar una cassette virgen, ir a la noche, sintonizar radios que ya no existen como La Ciudad o Galaxia, grabarse música discotequera y llevarla para animar una buena fiesta”. De este modo, “uno se iba armando pequeño stock de cassettes grabados con la música que a ti te gustaba. Era la forma para configurar nuestra casseteca”.

En el marco de este revival, el columnista contó que “me compré un equipo hi fi chiquitito y he vuelto a escuchar con mucha alegría mis cassettes. Fueron parte de nuestra adolescencia, lo pasamos extremadamente bien y qué bueno no haberlos botado, me permitió recordar mis gustos de esa época”.

Hoy, el cassette resucita para las nuevas generaciones gracias a series como “13 reasons why”, que lo incorporan como un elemento de uso clave entre sus personajes. Pese a que no todos estiman que su calidad es la mejor, hoy es definitivamente un artículo de culto.

Cavalla cerró su columna entregando un nuevo dato de delivery. Esta vez, “Gregoria Cocina” nos lleva al otro lado de la cordillera con lo mejor de la gastronomía argentina. El columnista destacó sus medialunas “perfectas, con la crocancia que tiene que ser”, sus empanadas de carne, pollo albino, mozzarella tomate o choclo queso, sus sándwiches de milanesa  y sus muy porteños postres como la chocotorta, las facturas y la pastafrola, una especie de kuchen con dulce de membrillo. Los pedidos se hacen a través de Instagram.

View this post on Instagram

Hoy nos despertamos y nos dieron unas ganas tremendas de empanadas y vino, como dice la canción de Calamaro. . Alguien sabe cuál es la canción? Alguien más despertó con el mismo antojo?? . Hoy abierto de 11:30 a 14:45 hs. Tomaremos pedidos hasta las 13:45 hs. . Recordá que ahora podés hacer tu pedido por la web también ⬇️ Https://gregoria.cl . Y lo mejor de todo, podés dejar tu pedido PROGRAMADO!! . Así disfrutás desde tu casa con un par de clicks y te llevamos en 🛵 un pedacito de nuestra querida comida 🇦🇷. . 🇦🇷 GREGORIA COCINA, EL VERDADERO RINCÓN ARGENTINO EN SANTIAGO 🇦🇷 . 📷 @milystrika . 🏚️ AV PADRE HURTADO NORTE 1376, VITACURA ☎️ +56 2 3264 9002 o +56 2 3264 9007 📲 +56 9 7244 9202 (si ves que no respondemos a tu WhatsApp en menos de 3 minutos mejor llamanos 😉) .

A post shared by Gregoria Cocina (@gregoria.cocina) on

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto