Gastronomía y patrimonio

“Ciudadano a pata” recordó los 60 años del “Riñihuazo” que salvó a Valdivia de inundarse tras el terremoto

La columna de patrimonio y gastronomía de Ciudadano ADN revisó esta hazaña de la ingeniería y a la olvidada figura de su impulsor, el ingeniero Raúl Sáez.

Por Ciudadano ADN
Viernes 05 de Jun, 2020 - 19:25

60 años cumple el “Riñihuazo”, epopeya de la ingeniería nacional en la que, días después del terremoto de Valdivia de 1960, la máquina y la técnica humana impidieron la destrucción de una zona de 100.000 habitantes -incluyendo la propia Valdivia- del desborde del Lago Riñihue.

En “Ciudadano a pata”, la columna sobre historia, patrimonio y gastronomía de Ciudadano ADN, el periodista Mario Cavalla revisó los detalles de esta gesta.

Con la “Sinfonía número 3” de Robert Schumann, que cumple 210 años de su nacimiento, Cavalla recordó el trabajo “titánico” de esta obra de ingeniería mayor que, contra el tiempo y contra el clima, logró impedir un desastre de proporciones. El héroe de la hazaña fue el ingeniero Raúl Sáez, quien reclutó 400 personas del mismo Valdivia, además de militares y bomberos, que “a pura pala” crearon la abertura para que el agua pudiera fluir y no ocurriera la tragedia.

Aunque la ciudad de Valdivia no pudo evitar el agua, “se inundó de forma planificada y controlada. Era como una suerte de Venecia. La gente incluso hacía paseos en bote, se lo tomó como una cosa romántica y anecdótica”, contó Cavalla.

El Riñihuazo está narrado en formato audiovisual en el documental “La respuesta”, de Leopoldo Castedo, que está disponible en YouTube.

La hazaña es, para el columnista, un ejemplo de “cuando una comunidad se une, logra ponerse al servicio de la causa y logra sacarla adelante”. En su criterio, solo resta una mayor valoración de la figura de Sáez, quien tuvo repercusión mediática en la época, pero “en la historia es una figura de la segunda línea que no ha sido valorada”.

Además de este trabajo, el ingeniero fue clave en la creación de empresas estatales Endesa, Entel, Iansa y CAV, en las conversaciones previas a la chilenización del cobre y la creación de Codelco. En su época, el presidente Jorge Alessandri, ingeniero civil de profesión, le envió una carta agradeciéndole sus servicios. Pero Cavalla advirtió que “yo tendría un busto de Raúl Sáez en alguna parte”.

El Cinzano y datos de sopaipillas pasadas

En lo gastronómico, la columna revisó el complicado momento que vive el Bar Cinzano, legendario local de Valparaíso, que post estallido social y dos meses de pandemia está “luchando por mantenerse vivo”. Fundado a principios de 1900, este clásico de la noche porteña es reconocido por “su triada perfecta de bar, comida y tango”, mencionó Cavalla. “Ojalá tengan la entereza de salir adelante, necesitamos que la bohemia porteña tan alicaída siga en pie”.

Por último, vino el turno de los datos de delivery, esta vez con sopaipillas, ideales para el frío. El bar Las Lanzas está ofreciendo sopaipillas pasadas para las comunas de Ñuñoa, Providencia y La Reina, a $2.500 las tres unidades. La Empanadería San Luis, en tanto, ofrece de martes a domingo seis sopaipillas a $3.500. Y La Chancha Jabalí, colectivo de cocineros que hacen cenas a escondidos, están vendiendo un frasco con 12 unidades listas para calentar a la sartén, por $6.990.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto