Fútbol

“Juego de central gracias a él”: la historia del chef que se tatuó el rostro del “Chano” Garrido

Pablo Ruiz fue al encuentro de su ídolo, quien compartió junto a Miguel Ramírez y Raúl Ormeño junto a Los Tenores, en un programa especial desde La Bifería, para recordar la Copa Libertadores 1991.

Por rodrigohernandez
Lunes 07 de Jun, 2021 - 19:36
Actualizada el Lunes 07 de Jun, 2021 - 21:04
Compartir

Pablo Ruiz trabaja como chef en Providencia y es hincha de Colo Colo desde que tiene uso de razón. Este lunes, como cada día, estaba en sus labores cuando se enteró a través de Los Tenores que Miguel Ramírez, Raúl Ormeño y Lizardo Garrido -este último su ídolo máximo- estaban en la mesa de La Bifería de Pedro de Valdivia en un programa especial de ADN por el trigésimo aniversario de la Copa Libertadores de 1991.

Ruiz no dudó, hizo un pausa en su trabajo y corrió al encuentro del Chano y sus compañeros de la gesta ante Olimpia de Paraguay. Además de fotografiarse con el trofeo, tenía una razón de peso para acercarse a estos históricos.

Lizardo Garrido

El Chano es mi ídolo, juego de central gracias a él y hace y hace un par de meses decidí tatuarme su imagen en el antebrazo izquierdo. Si estaba acá cerca, qué mejor que venir a contarle y darle las gracias por todo lo que hizo por Colo Colo y el fútbol chileno”, relató el chef.

¿Por qué te tatuaste a Garrido y no a otro jugador?

Porque cuando era chico me llamaba la atención su estatura y la capacidad que tenía para salir jugando. Era un futbolista elegante, con clase, distinto al resto. Ese equipo para mí no tenía una figura excluyente, la figura era el equipo completo, pero el Chano tenía algo especial, distintivo.

Un jugador inspirador.

Exacto, inspirador, además algunos decían que era viejo y nada que ver. Es cierto que jugaba al lado de Cheíto (Ramírez) y (Javier) Margas que eran cabros chicos, pero el Chano también era joven o lo parecía al menos, ja ja.

Lizardo Chano Garrido

Lizardo Chano Garrido en su época noventera en Colo Colo. Foto: Reproducción

¿Qué te dijo cuando le mostraste el tatuaje?

Me agradeció y dijo que cuando pasara la pandemia nos juntáramos en el estadio Monumental. Viendo un documental de la campaña 91 me marcó mucho cuando contaban que el Coca Mendoza, recién llegado al plantel, estaba nervioso por compartir con el Chano y éste le dijo “tranquilo, tócame, soy de carne y hueso”. A mí me pasó lo mismo cuando lo conocí en el Monumental hace algunos años y le dije que era mi máximo ídolo mundial y que jugaba de central  gracias a él. Fue súper acogedor esa vez.

Bueno, igual que ahora.

Sí, es un crack y ahora me dijo lo mismo, “tócame, soy de carne y hueso, una persona común y corriente, como cualquiera”. Se me pusieron los ojos llorosos y la piel de gallina. Fue una emoción total.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto