Espectáculos

Rodrigo Pérez y Juan Pablo Sáez reabren los teatros La Memoria y San Ginés: “Damos cuenta de la persistencia y la porfía de los que estamos en esto”

Ambas salas de teatro, con perfiles muy distintos, confluyen en el Barrio Bellavista y son dos ofertas para que los amantes de las tablas se reencuentren con las funciones en vivo, luego de meses de suspensión. Pérez y Sáez conversaron al respecto con Ciudadano ADN.

Por Ciudadano ADN
Lunes 30 de Nov, 2020 - 20:45
Compartir

Poco a poco, tras los peores meses de la pandemia, algunos de los teatros en Santiago están volviendo a recibir público.

Uno de ellos es el Teatro La Memoria, cuyo director, Rodrigo Pérez, expresó en Ciudadano ADN que “esto es un saludo a la bandera”, tomando en cuenta el aforo reducido que permite tan solo 31 personas. Pese a todo, “es un gesto importante que teníamos que hacer en torno a resistir”.

La sala de Bellavista parte con una obra con 12 actores en escena (“Ivanov”, de Anton Chèjov, cuyas cuatro funciones están agotadas), una situación “muy particular” considerando la cantidad de público, pero que “da cuenta de la persistencia y la porfía de los que estamos en esto”.

Sin embargo, la situación para los trabajadores del teatro no es optimista. “Se acaba un Fondart que nos permite pagar las cuentas, pero todos los demás estamos trabajando gratis, porque creemos que es importante el gesto”, contó Pérez, quien además de su rol de director de la sala, está en la puerta y asumiendo labores de aseo. “Somos un sector abandonado, con una ministra ausente, que queremos decir ‘existimos y valoramos nuestro trabajo'”.

La Memoria es una de las salas que tuvo que enfrentar estallido y pandemia de forma consecutiva en los últimos 13 meses. Ubicada en calle Bellavista, a pasos de Plaza de la Dignidad -epicentro de las protestas- pudo presenciar en los momentos más álgidos del estallido que “la gente iba con su cacerolita a las cuatro de la tarde y de ahí se iban a la plaza”. Al respecto, Pérez asegura que “estamos llevando el pulso a lo que está pasando. No somos una elite ajena a eso, también vamos a la plaza, estamos con una sensibilidad hacia las demandas del pueblo de Chile, y el estallido nos puso muy contentos. En problemas también, pero los solucionamos”.

Rodrigo Pérez también contó que durante los meses de cuarentena, fui “muy privilegiado”. Con una madre mayor y que vive sola, decidió irse con su pareja a acompañarla desde los primeros días de marzo a “un lugar muy alejado, sin ver a nadie y con el teléfono colgado en la ventana para tener internet”. La temporada fue una oportunidad para la creatividad: el actor y director cuenta que “a pesar de esa señal horrorosa” dirigió dos obras teatrales vía Zoom, protagonizadas por Cristián Carvajal y Claudia Di Girolamo. Además, administró la versión virtual de Teatro La Memoria.

Con toda esa actividad teatral, Pérez asegura que no extraña “para nada” la televisión. Según contó, “cuando salí de la escuela, me propuse no hacer televisión hasta que cumpliera 40 años. Y lo cumplí. Me tocó un momento histórico de las teleseries, con Vicente Sabatini. Partí en ‘Pampa Ilusión’, que era un lujo”. Por eso, ahora dice que “por ningún motivo” volvería a la pantalla chica. “Encuentro que la calidad está muy mermada, por decirlo de una manera elegante”. 

Además, asegura que no es un televidente consumado. “Estuve siete meses sin ver tele. Para el plebiscito y ayer, para las Primarias prendí la tele para ver qué había pasado, y no salía nada. No veo tele, nada, nada. No es que me lo proponga, ni una resistencia: no me nace ver tele”.

Juan Pablo Sáez reabre el Teatro San Ginés

Otra de las salas que abre por estos días es el Teatro San Ginés, cuyo director, Juan Pablo Sáez, también conversó con Ciudadano ADN, aplaudiendo los esfuerzos de su colega Pérez. “Tengo una mirada del mundo teatral distinta a la de él y a la de Alfredo Castro, pero fue profesor mío en la universidad. La gente está acudiendo, está comprando sus entradas por internet”.

Este sábado, la sala de Bellavista tuvo un “maravilloso concierto romántico” con Andrés de León, que agotó sus 135 localidades. El fin de semana pasado fue el turno de la nueva obra de Pato Torres, “Mi mujer lo sabe todo”, junto a Remigio Remedy, con la que “no llenamos, pero sí hubo unas 80 personas, que para nosotros es muy importante. Para nosotros es muy emocionante volver a sentir los aplausos y las risas. Los actores somos un poco llorones, así que terminamos llorando un poco”.

Para este fin de semana, en tanto, está programado el estreno de “Perfectos desconocidos”, obra de un autor italiano adaptada por Guillermo Francella, cuya función tendrá un aforo de solo 190 personas. Al propio Sáez lo acompañan en escena Loreto Aravena, Blanca Lewin, Alejandra Fosalba , César Caillet, Álvaro Gómez y Christian Zúñiga, que “me han puesto la vara muy alta” en una obra que “exige una entrega total”.

Subirse a las tablas después de meses de estallido y pandemia, aseguró Sáez, es un cambio de switch para los propios intérpretes de las obras. “Quizás antes las hacíamos en automático, pero ahora no. Aprendimos realmente a valorar hacer teatro en vivo”.

El montaje tiene un horario “muy amigable” -a las 19:00 horas- por lo que Sáez invitó a que, después de la función, “el público acuda a cualquiera de los restaurantes del barrio Bellavista por una comida o un traguito”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto