Espectáculos

Vivi Kreutzberger se reinventa en el mundo digital: “Lo paso increíble, por la libertad de decir y hacer lo que quieres”

La conductora presentó en Ciudadano ADN el proyecto: una aplicación de juegos de trivia con sencillas preguntas, que busca unir a la familia. Además, cada noche ella conduce un programa de juegos vía streaming dentro de la plataforma.

Por Ciudadano ADN
Viernes 16 de Oct, 2020 - 23:35
Actualizada el Viernes 16 de Oct, 2020 - 23:37

Luego de años alejada de los medios, la conductora Vivi Kreutzberger vuelve en forma interactiva, a través de la aplicación Kubi, que combina la televisión tradicional con toda la potencia de la interacción digital.

Kubi incluye juegos de trivia con sencillas preguntas, y cada día, a las 22:00 horas, Vivi conduce un programa de juegos en vivo vía streaming. Se trata de la primera aplicación gratuita que entrega premios en dinero en efectivo, según contó la conductora en Ciudadano ADN.

Vivi está radicada en Londres hace tres años con su marido, pero siempre mantuvo su vínculo en Chile. “La pandemia la partí allá, y cuando sentí que la cosa se les estaba yendo de las manos, me vine”, relató. “El Brexit nos tocó pasarlo completo, con todo lo que eso significa. El día a día la gente lo sigue pasando igual. Hay cosas constitucionales que establecen que no puedes ir en derecho de las personas, entonces hay gente que no anda con mascarilla”.

La experiencia internacional, dice, le permitió “abrir la cabeza” de otra manera e involucrarse en proyectos con más sentido de futuro que la televisión, como Kubi. En esta plataforma digital, confiesa, “lo paso increíble, por la libertad de decir y hacer lo que quieres. Es una instancia nueva para unir a la familia, aunque esté cada uno con su teléfono”. Además, trabajar en digital le permite estar en cualquier lugar del mundo, sin  necesidad de viajes físicos.

La conductora, además, invitó a que, quienes quieran integrarse a la plataforma, usen el código ADNADN para tener una bonificación.

“Yo soy súper inquieta de cabeza, entonces cada cierto tiempo me gusta partir de cero, conocer otras culturas y maneras de ser. Me siento lleno de energía, con ganas de hacer cosas, y eso es lo que estoy tratando de transmitir: energía, buena onda, un ratito para desconectarse de todo lo que está pasando”, aseguró Vivi sobre su nuevo proyecto. “Además hay tanta gente que está sin trabajo y un billetito no le viene mal a nadie. Nuestra idea es entregarle a un país que nos ha dado mucho, por eso quisimos partir aquí”.

Vivi y su papá: “Primero vería si realmente se va a retirar”

Desde sus inicios en televisión, muchos sindican a Vivi como la sucesora de su padre, Mario Kreutzberger, en iniciativas como la Teletón. Sin embargo, ella prefiere no adelantarse. “Primero vería si realmente se va a retirar. Yo creo que él todavía tiene mucha fuerza y mucha energía. No hay nadie en Chile, ni en Latinoamérica, que tenga la fuerza y la convocatoria de mover a artistas, políticos y empresarios como él. La Teletón tiene un tamaño que no es para cualquiera”.

Con sus hijos adultos, Vivi y su marido planean seguir en Londres. El reencuentro en pareja “ha sido como un pololeo. Los cabros a los 30 andan haciendo MBA o probando suerte, así que esa es la gente con la que nos juntamos. Pero me encanta esa cosa british del orden, del pase usted, después de usted, los cuidados, la precaución”. Por ahora, no sabe si su instalación en el país europeo será definitiva. “Va a depender de lo que pase”. Eso sí, confiesa que lo que más extraña de Chile es la comida. “Me encantan los mariscos. En Chile nunca hice 18 en mi casa, pero allá hice guirnaldas, banderas y empanadas. Uno trata de sentirse cerca y de revivir eso”.

Sin embargo, el regreso a Chile, reconoce, es de dulce y agraz. “Cuando uno entra desde fuera, la sensación no es rica. Es poco grata, de crispamiento, todos enfrascados unos con otros. Tú puedes pensar blanco, yo puedo pensar negro, ¿por qué tenemos que atacarnos? Allá, con el Brexit, la gente se polarizó tremendamente, pero jamás en las marchas vi la rabia, ni el odio, ni la violencia ni la intolerancia de acá, afirmó. Estamos echando a perder un lugar que tenía otras características”, expresó.

Bajo ese escenario, asegura que le tiene “harto susto” a votar en el plebiscito del 25 de octubre. “Voy a ir a ver si hay aglomeraciones. Pero si se dan las condiciones, por supuesto que voy a votar”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto