Economía

Sobreendeudamiento: Tips evitarlo y, si caíste, manejarlo

La crisis sanitaria ha traído consecuencias en nuestra vida y también en nuestros bolsillos.

Por Rocío Novoa V.
Jueves 14 de Ene, 2021 - 22:16
Actualizada el Jueves 14 de Ene, 2021 - 22:17

El coronavirus ha traído muchas consecuencias para las personas y sus familias. Y además de afectar la salud, ha impactado en nuestros empleos, ingresos y endeudamiento. Así, muchos han tenido que ajustar sus gastos y comprometerse más allá de sus posibilidades, llegando al temido sobreendeudamiento.

De hecho, muchas personas ya estaban sobreendeudadas antes que empezara esta crisis, por lo que las causas  también hay que buscarlas por otro lado.

El sobreendeudamiento siempre es nocivo para tus finanzas y tu familia. Pero… ¿Es evitable? Absolutamente.

Así que, pese a todo, y por difícil que parezca, siempre es bueno para ti y familia hacer un esfuerzo en:

  • No pedir créditos para financiar gastos de consumo: Bienes no durables, o no realmente necesarios.
  • Si tienes varias tarjetas, simplemente ciérralas: ¿Por qué y para qué necesitas más de una? ¿Te lo has preguntado? Si las usas todas ¿Las podrás pagar? Es muy fácil caer en su uso, muchas veces más allá de tus posibilidades de pago  y, luego,  muy difícil salir.
  • Evita los avances en efectivo y los créditos fáciles del tipo “A un solo clic”: cuando recibas estas ofertas, siempre lee las condiciones.  Pedir un crédito es algo importante, que debes evaluar y cotizar, pensarlo bien … no es  una decisión “ A un click”.
  • Para – piensa y decide en conciencia: En ese orden, frente a todas las ofertas y ofertones que hacen las empresas, especialmente si pagas con sus tarjetas. Todas las empresas quieren vender más: Hoy hay y ,probablemente, habrá muchas ofertas atractivas pero decide bien: ¿Realmente necesito esto o, mañana, cuando me empiecen a cobrar las cuotas me voy a arrepentir o me va a faltar plata para pagar o para otras necesidades más importantes?
  • Antes de pedir un crédito pregúntate: ¿Podré pagar la cuota o “en el camino arreglamos la carga” como nos pasa muchas veces?
  • Lleva un control de tus gastos mensuales: Evitas estar pidiendo créditos o usando tarjetas permanentemente.
  • Siempre revisa el Costo total del Crédito que piensas pedir: ¿Cómo? multiplicando el valor de la cuota por el número de cuotas ¿Se justifica pagar todos los intereses y gastos asociados?
  • SI estás realmente complicado con tus cuotas, una buena alternativa es refinanciar tus créditos pero siempre buscando mejores condiciones (CAE y Costo Total) y solo en la medida que te hagas el firme compromiso de no volver a aumentar tu endeudamiento. Aprovecha de ordenarte, cerrar el exceso de tarjetas y darle tranquilidad financiera a tu familia.