Deportes

El basquetbolista que hace tres años preguntaba cómo entrar a los medios y que ahora jugará la final de la NBA

Conoce la divertida anécdota que involucra a uno de los mejores jugadores de la plantilla de Miami Heat.

Getty Images
Con información de Diego Sáez
Lunes 28 de Sep, 2020 - 22:41
Compartir

Tras derrotar a Boston Celtics por 115-113 y, con ello, ganar la final de la Conferencia, Miami Heat logró el título del Este y clasificó a la finalísima de la NBA por sexta vez en su historia. Los floridanos ganaron la mitad de esas definiciones, haciendo suyos los anillos de 2006, 2012 y 2013. Los últimos dos títulos, dirigidos por su actual entrenador, Erik Spoelstra, quien en la primera estrella de la franquicia era técnico asistente. Es decir, quien llegara a los Heat como un joven analista de videos, ha estado en todas.

El coach filipino estadounidense cuenta con una plantilla en la que brillan jugadores de la talla de Bam Adebayo, Jimmy Buttler, el esloveno Goran Dragic, el joven revelación del año Tyler Herro, o el experimentado Andre Iguodala. Este último ya acostumbrado a jugar finales de la liga, cinco en total con Golden State Warriors, de las cuales campeonó en tres oportunidades.

Pero en su reparto hay una historia bien particular, la del alero Duncan Robinson, quien tras defender a Williams Ephs de la III División de la NCAA y después a la Universidad de Michigan, no fue elegido en el Draft de la NBA en 2018. Pero no se dio por vencido y jugó la Summer League con Miami Heat y su buen rendimiento lo llevó a firmar contrato dual, para defender a los Sioux Falls Skyforce, el equipo G-League de la franquicia.

Cuando finalmente debutó con Miami, Robinson se transformó en el primer jugador en una década que, proveniente de la División III de la NCAA, llegara a actuar por la NBA. El anterior era Devean George, con los Lakers en 1999. George logró tres anillos con los laguneros, el primero (2000) un año después de su estreno en la liga. Algo que también busca el joven jugador de Miami, si se impone en la serie que arranca el miércoles.

Pero otra curiosidad del nacido en York es que cuando culminaba su carrera universitaria, tanto la deportiva como la de Administración de los Deportes, y mientras seguía soñando con la NBA, miraba de reojo a los medios de comunicación. Tal cual, porque según reveló el redactor Mark Titus (https://www.theringer.com/authors/mark-titus), hace tres años recibió un mensaje del joven Duncan, entonces de 23 años, mostrándose muy interesado en su trabajo en el programa The Ringer (www.theringer.com), del que era fiel auditor. Según le explicaba, en una asignatura le pedían contactarse con gente de la industria, para interiorizarse del tema, y no dudó en escribirle.

Luego, según reveló Titus, hablaron por teléfono durante cerca de una hora, en la que el basquetbolista-estudiante le decía que le gustaría entrar en los medios, ante la posibilidad que su carrera deportiva terminara una vez concluida la universidad. “Tres años después, él está a punto de disputar las finales de la NBA”, destaca con orgullo el también colaborador de Fox Sports.

Tal vez, entonces Duncan Robinson soñaba -como tantos jugadores en Estados Unidos y el mundo entero- con jugar en la NBA. Y si no, en último caso, asistir a sus partidos y hasta a una gran final, con un micrófono, como un periodista más. Todo muy lejano para cualquiera. Pero las vueltas de la vida, o de la naranja, más su talento y perseverancia, llevaron al alero de 2,01 metros a estar dentro del parquet, en la liga más exigente del planeta. Y a desafiar a figuras de la talla de LeBron James, por el anhelado anillo de campeón.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto