Conciertos y festivales

Los Bunkers y su exitoso regreso: “Era necesario un descanso, pero nunca hubo una teleserie de por medio”

La banda que alista dos conciertos en Santiago y uno en Concepción para marzo de 2023 negó que su separación fuera por peleas internas. “Poder hacerlo es como un triunfo de la música local, más allá que sea nuestro”, afirmaron.

Por Matías Catalán
Con información de Martina Orrego y locución de Sandra Zeballos
Viernes 05 de Ago, 2022 - 08:51
Actualizada el Viernes 05 de Ago, 2022 - 08:58
Compartir

En lo que va del año 2022 han ocurrido un montón de hechos históricos, y este es un hito relevante para la música chilena. Entre otras cosas, este año será recordado como en el que Los Bunkers decidieron volver a lo grande: anunciando dos conciertos a tablero revuelto en el Estadio Santa Laura de Santiago y uno en el Ester Roa de Concepción para marzo de 2023.

A raíz de esto, Martina Orrego viajó hasta México -en donde se encuentra la base de operaciones del reconocido grupo- para conversar con ellos y saber un poco más sobre qué hay detrás de este retorno, para Rock&Pop.

Así, los hermanos Francisco y Mauricio Durán, los hermanos Gonzalo y Álvaro López y Mauricio Basualto aseguraron que la separación ocurrida en 2014 obedeció a un cansancio generalizado más que a un conflicto en particular.

“Pasaron muchas cosas. Yo creo que fue un tiempo que todos nos tomamos para hacer distintos proyectos y sueños que teníamos a nivel artístico”, comenzó diciendo Francis.

Acto seguido, el menor de los Durán aseguró que “necesitábamos este descanso para poder regresar y estar con todas las pilas, echarnos un poco de menos también”. El frontman del grupo, Álvaro López, lo complementó diciendo que “era necesario un descanso, pero nunca hubo una teleserie de por medio”.

“Nunca dejamos de ser amigos ni tuvimos una pelea muy de fondo como para dejar de tocar”, añadió el guitarrista y voz de singles como “Llueve sobre la ciudad” y “Nada nuevo bajo el sol”.

El siempre latente regreso de Los Bunkers

“Creo que la decisión estaba tomada desde un poco antes”, dijo Francis Durán, refiriéndose a la fugaz aparición que el grupo hizo en medio del estallido social chileno de 2019.

Su hermano, Mauricio, agregó que “después de lo de la plaza y del concierto en Conce, ahí como que quedamos muy conectados”. 

“Ya nos empezamos a juntar por Zoom. Habían un montón de actividades del grupo que había que había que seguir teniendo y eso nos mantuvo con mucha comunicación por los últimos 3 años”, señaló Durán. Y es que la actividad del grupo durante ese período igual fue constante: reeditaron su primer disco (“Los Bunkers”), por ejemplo.

“No fue como ‘uy, hoy día se nos ocurrió juntarnos y no nos habíamos visto en mucho tiempo’. Estábamos en contacto por trabajo igual”, agregó.

Una banda a prueba del tiempo

Por otra parte, la agrupación penquista habló sobre la importancia que tuvo para sus integrantes el fugaz retorno en octubre de 2019 y las preocupaciones que tuvieron al respecto.

“Esos shows fueron importantes para nosotros en el sentido de la dinámica de trabajo de los 5. Tuvimos poquito tiempo para prepararlos. Fue súper bueno constatar que la banda estaba en forma para llegar y juntarse a tocar”, dijo Mauricio Durán.

En esa misma línea añadió que en primera instancia se enfrentaron al miedo a sentir el paso del tiempo. “Eso nos reafirmó: ‘ah, ya… estamos bien como para volvernos a juntar y volver en grande, como lo estamos haciendo”, agregó.

Francisco Durán complementó a su hermano, asegurando que “me acuerdo que nos juntamos a ensayar y desde el segundo uno sonó todo bien… era como andar en bicicleta”.

¿El último gran grupo chileno?

Mucho se dice sobre la figura de Los Bunkers como el último gran hito en lo que respecta a bandas nacionales. “Es una lata que lo digan así”, comentó Álvaro López.

Según Francisco Durán, el posible motivo detrás de la escasez de grupos de rock es el mayo acceso a la tecnología de la nueva generación de artistas locales. “Es mucho más fácil encerrarte en tu pieza y con tu computador ya empezar a crear algo”, reflexionó.

“Siempre va a existir la idea de poder ver un colectivo junto. Eso yo creo que no se va a perder nunca”, dijo Mauricio.

“Yo creo que el hecho de tener los dos estadios llenos indudable que es bueno para nosotros. Pero le hace súper bien al medio en general y le hace súper bien a las bandas de rock chileno… Poder hacerlo es como un triunfo de la música local, más allá que sea nuestro. Lo veo así”, agregó.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto