Ciencia

¿Existe?: El otro lado de la peor pandemia de los últimos cien años

Desde distintas áreas destacan cinco grandes saltos que la humanidad ya experimenta y que fueron empujados por las urgencias del coronavirus.

AgenciaUno
Por Marcelo Gonzalez C.
Lunes 19 de Abr, 2021 - 09:50
Actualizada el Lunes 19 de Abr, 2021 - 09:57
Compartir

Puede sonar raro y hasta desubicado buscarle una vuelta a la tragedia sanitaria que desde hace más de un año azota a todo el planeta tras la aparición del coronavirus.

Todo el dolor y sufrimiento que el Covid-19 ha impuesto –con ya tres millones de muertos, poco más de 140 millones de enfermos globales y un enorme desastre económico-, son innegables.

Pero ahora que las vacunas son una realidad, y que incluso dos de ellas ya están en uso en nuestro país y varias más llegarán durante el año, tratamos de rescatar algunos puntos que quizás sin esta pandemia no se habrían dado.

Vacuna

Aceleración en el desarrollo de vacunas

Paola Murgas, bioquímica del Centro de Biología Integrativa de la Universidad Mayor, resalta que, en muy poco tiempo en relación a otras inmunizaciones, se pudo contar con esta herramienta para frenar al coronavirus. “Antes se podía tardar diez años en conseguir una vacuna, y para que llegara a Chile el tiempo era aún mayor. Y aunque es cierto que los avances han ido acortando ese periodo, no deja de ser impresionante que en menos de un año aparecieron varias. Es un tremendo salto, pues en vistas de la urgencia todos los recursos se volcaron en 2020 al desarrollo de las vacunas”. La especialista añade que lo anterior “demuestra que existían las capacidades y tecnologías para generar una herramienta eficaz  contra esta enfermedad”.

Conciencia de la higiene

La doctora Andrea Rivas, viróloga y académica de la Universidad San Sebastián,  está convencida de que “la pandemia ha generado conciencia de lo útil que son el uso de mascarilla y guantes, el lavado continuo de manos y el distanciamiento social. Todos los que nos hemos cuidado no nos hemos enfermado de coronavirus, pero tampoco de influenza ni de los resfríos comunes ni de un montón de otras patologías infecciosas. Y eso es gracias a las medidas de higiene”.

La profesora universitaria puntualiza que “esto se va a mantener en el tiempo, y por ello uno de los corolarios de esta pandemia será que esas medidas quedarán incorporadas a nuestro comportamiento y que las mascarillas no se irán de nuestras vidas”.

Teletrabajo

Teletrabajo

Muchos cuestionamientos ha generado el hecho de laborar en el hogar, pues se considera que la carga es excesiva. Pero el emprendedor Horacio Llovet, especialista en recursos humanos y conferencista internacional, dice que “en la medida que la gente se acostumbra y hay regulaciones al teletrabajo, sus ventajes son tremendas. Por ejemplo, nos ha permitido encontrar talento regional y mundial. Hoy puedes contar con excelentes colaboradores de Talca, Santiago o cualquier lugar de Chile, y también del mundo, evitando los traslados”. El fundador de TuPrimeraPega.cl sostiene que “la flexibilidad laboral beneficia mucho a la gente y a las empresas al terminar con la excesiva centralización laboral“.

Comercio digital

El E-commerce entraba, pero de a poco. Y la pandemia lo disparó a altos niveles, adelantando en cinco años su desarrollo, según los expertos. El ingeniero comercial Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, dice que “por el confinamiento sufrido por la gente, muchos negocios se ajustaron a aceleradas transformaciones digitales porque los consumidores cambiaron sus hábitos de compra, inversión y ahorro. Eso lleva al boom del comercio digital, que ha crecido exponencialmente, pues ya no se quiere el contacto físico“.

Lecaros recuerda que “había penetración de este modo de transacción desde hace cinco años en Chile, pero estábamos atrasados. Ahora todo el mundo que puede lo ocupa, y cada día va mejorando”.

Más investigaciones

Paola Murgas cree que “la humanidad se ha dado cuenta de que la ciencia es necesaria y fundamental para solucionar sus problemas. No que es un gasto o una pérdida de dinero. Por eso los recursos estuvieron disponibles. No solo hay que ser productores industrializados, hay que invertir en ciencia y tecnología, pues de seguro si se sigue este camino podríamos terminar con muchas otras enfermedades”.

Andrea Rivas apunta que “hay un efecto positivo con esta explosión de investigaciones. La gente está muy interesada en la ciencia y los medios recurren a especialistas. Los niños tienen muy claro lo que pasa y se proyectan en el área, así es que ojalá tengan apoyo, pues como país estamos al debe en esta área”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto