Ciencia

Foro Económico Mundial declaró al 2020 como uno de los años más calurosos de la historia y uno de los más devastadores para el cambio climático

El estudio señaló que las condiciones climática del año pasado fueron críticas y rompieron más de un récord histórico. En tanto, los expertos ya tienen sus predicciones listas sobre como podría continuar el panorama durante el 2021.

Getty Images
Por Natalia Cáceres
Domingo 24 de Ene, 2021 - 16:21
Actualizada el Domingo 24 de Ene, 2021 - 18:54
Compartir

El Foro Económico Mundial reveló alarmantes cifras sobre el cambio climático a nivel mundial, asegurando que el 2020 sería, junto con el 2016, uno de los años más calurosos de los que se tenga registro.

De acuerdo a los expertos, ambos años podrían haber alcanzado la temperatura más alta sobre la superficie, pero su medición varía dependiendo del sistema que se haya utilizado y el registro base que se maneje.

De acuerdo a los datos de la NASA, el 2020 sería el año más cálido, mientras que de acuerdo a la información que manejan desde la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), la organización Berkeley Earth, el Programa Copernicus del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (ECMWF), y del recientemente actualizado registro HadCRUT5 del Centro Hadley de Cambio Climático de la Met Office, este sería el segundo año con las temperaturas más altas después de 2016.

De todas formas, la diferencia entre la temperatura promedio del 2020 y del 2016 es de menos de 0,03º C, mientras que los registros mundiales solo pueden predecir las temperaturas actuales, más o menos, dentro de unos 0,05º C. Esto significa que los científicos no pueden estar totalmente seguros de que el 2020 registrara efectivamente temperaturas más bajas que en el 2016, por lo que se ha decidido que lo más práctico es verlo como un empate.

Otro lamentable récord se dio en la temperatura en los niveles del océano, que se habían empezado a incrementar significativamente durante el 2019 y que en 2020 alcanzaron sus máximos históricos desde que empezó a realizarse la medición, en 1958, de acuerdo al Instituto de Físicas Atmosféricas de la Academia China de Ciencias, quienes son los encargados de llevar este registro. 

Si bien esta medición no lleva realizándose desde hace tantos años como otras, de acuerdo a los expertos el que las temperaturas del océano fluctúen mucho menos que las de la temperatura terrestre lo convierten en un indicador mucho más confiable para medir el calentamiento global que esta última. 

Respecto a la temperatura de la troposfera, que es la capa de la atmósfera terrestre que está en contacto directo con la superficie terrestre y donde ocurren todos los fenómenos climáticos, los científicos también tuvieron un desacuerdo entre si es o no la temperatura más alta registrada, o si se queda con el segundo lugar. Y al igual que sucede con la temperatura de la superficie, esto depende de la base de datos (que son obtenidos por vía satelital), que se examine.

Mientras que los datos de Remote Sensing Systems (RSS) definen al 2020 como el año más caluroso para la troposfera, solo un par de números por encima del 2016; el registro de la Universidad de Alabama deja al año pasado en segundo lugar, solo un poco más frío que 2016.

El hielo marino del Ártico alcanzó el segundo mínimo más bajo durante los meses de verano del hemisferio norte, principalmente durante los meses de julio a noviembre, siendo septiembre el que marcara la baja histórica, cifra que solo fue superada durante el mismo periodo en el año 2012. En contraste, el hielo marino que rodea la Antártica se mantuvo dentro del rango promedio durante la totalidad del 2020.

El estudio añadió que los niveles del mar han aumentado entre 0,18 y 0,2 m (180-200 mm) desde 1900, la que se ha podido estimar gracias a los datos aportados por los altímetros de los satélites y las mediciones de distintos mareógrafos alrededor del mundo, quienes llevan los registros desde finales del siglo XIX.  

El aumento se debería al alza en la concentración de gases de efecto invernadero y la expansión térmica del agua a medida que esta se calienta, ya que el 90% del calor que los gases de efecto invernadero atrapan son absorbidos por el mar; los cambios en el almacenamiento de agua terrestre. y el rápido deshielo de los glaciares alrededor del mundo, que se acelera cada vez más debido a las altas temperaturas, en un círculo vicioso difícil de romper.

¿Cómo se ve el panorama para este 2021?

Mientras que un pequeño evento provocado por el fenómeno climático de La Niña ayudó a enfriar un poco las temperaturas durante los últimos meses del 2020, se espera que estas condiciones se mantengan al menos durante el primer semestre del 2021, esto debido al desfase de unos meses que existe entre que los fenómenos climáticos como El Niño o La Niña se desaten en la zona tropical del Pacífico, y su impacto en las condiciones climáticas a nivel global.

Este año, los expertos creen que el fenómeno La Niña tendrá un impacto mucho más fuerte que en los últimos dos años, por lo que esperan que las temperaturas a nivel global desciendan.

En tanto, el doctor Gavin Schmidt de la NASA, la organización Berkley Earth y el Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido, señalaron que lo más probable es que este 2021 sea mucho más frío, al menos, que el 2020.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto