Ciencia

Rodrigo Jarpa analizó la sexualidad en tiempos de pandemia: “Las parejas tienen que seguir seduciéndose”

El sexólogo conversó con Ciudadano ADN sobre los cambios que están enfrentando muchas parejas -y también los solitarios- en este periodo de confinamiento que nos obliga a replantearnos qué es lo que realmente deseamos.

Por Ciudadano ADN
Martes 14 de Jul, 2020 - 14:42
Actualizada el Martes 14 de Jul, 2020 - 14:43

Cuando estamos a punto de cumplir cuatro meses de pandemia y confinamiento, la sexualidad amenaza con ser una de las áreas más afectadas de nuestra vida. Por eso, la recomendación del sexólogo Rodrigo Jarpa, que conversó con Ciudadano ADN, pasa por “ponerle intención y llevar las intenciones al acto”.

En su consulta, asegura, durante este tiempo ha podido ver “de todo”: desde parejas consultando por problemas sexuales, a otras afectadas por temas afectivos de su relación. Según Jarpa, esto se explica porque “en circunstancias normales tenemos rutinas y compartimos con otras personas, pero este contexto es un estresor importante, y nos cuesta lidiar con nuestras emociones, y más con un otro. Tenemos todos los elementos para una tormenta perfecta”.

Como solución, Jarpa propone que las parejas sigan seduciéndose “en general, no solo en el contexto de pandemia”. Las que no viven juntas pueden aprovechar recursos como las videollamadas. Sin embargo, el sexólogo recordó la importancia de “tener una vida sexual rica, pero más básico es mantener el contacto, con pareja, familia y amigos. Los seres humanos estamos hechos para el contacto, y cuando perdemos eso nos enfermamos. La soledad influye como fumar 10 cigarros al día o como la obesidad”.

Otra sugerencia pasa por la reflexión, buscando “instancias en que nos conectemos con el presente. Suena esotérico y cliché, pero el aquí y el ahora se hace más importante que nunca. Tirar un ancla, ese presente que está en la respiración, eso nos hace no dejar que la tormenta nos lleve a cualquier lugar”.

Sexualidad en soledad

Las alternativas de comunicación por internet, donde plataformas vía Zoom son las estrellas, también tienen sus riesgos, y “no solo en los adolescentes”, cuando se trata de compartir contenido íntimo. Cuando se envían fotos o videos por la red, recordó Jarpa, “uno siempre está asumiendo un riesgo. No hay certeza 100% absoluta que no se pueda filtrar, quizás no por mala intención, pero se mandó el teléfono a arreglar y el técnico vio algo, o quedó en la nube”.

En el mismo tono, Jarpa también ha visto un “aumento importante” en la venta de juguetes sexuales. “Mi amiga Jane Morgan me contó que las ventas se han disparado”. Un fenómeno que, según explica, responde tanto a “gente sola explorando el autoerotismo” como a parejas para las que “este contexto ha generado un momento de reflexión, de crisis entre comillas, donde empiezan a cuestionar qué quiero en mi vida, y desde ese cuestionarse empiezan a integrar cosas que sirven. Y a todos nos pueden servir cosas distintas”. El sexólogo enfatizó que “más allá de la tecnología misma, la complicidad que se genera de estar haciendo esa maldad jutntos, esa transgresión de algunos límites, da carga erótica bien especial y bien rica también”.

Las tentaciones fuera de la pareja, sin embargo, están “siempre y a la vuelta de la esquina”. Por eso, la recomendación de Jarpa pasa por mantenerse “ni tan cerca que te queme, ni tan lejos que te hiele”: la distancia, explica, puede ser un recurso para valorar al otro, generando el espacio necesario para el deseo. “Esas parejas que hacen todo juntos, que son un libro abierto y se tienen confianza absoluta, a veces tanta cercanía y tanta confianza van mermando el deseo. La distancia es fuente del erotismo y el deseo”.

Otro tema directamente vinculado con la sexualidad es el anuncio de la entrega de condones dentro de las cajas de mercadería totalmente. “Apruebo totalmente”, dijo Jarpa. “Más allá de si van a usarlos o no, es importante mandar un mensaje de promover el cuidado y la salud sexual. Estamos bastante al debe en eso, así que cualquier cosa suma”.

Consultorio en el Ciudadano ADN

Por último, Jarpa respondió las dudas de los auditores de Radio ADN. Un auditor dijo extrañar a su “polola de la oficina” mientras tiene su pareja en la casa. “No sé si sería tan radical como decirle que termine. Hay diferentes formas de ser pareja. Pero la pandemia es una oportunidad para empezar a plantear y a tomar decisiones que se quiere”.

Otro preguntó si el sexo virtual es infidelidad. “Ahí entramos en límites difusos. La infidelidad es la transgresión de un acuerdo más o menos implícito de exclusividad sexual y/o afectiva. ¿Masturbarse con imágenes eróticas que ves en internet es infidelidad? ¿Pero si son de una expolola? Lo importante es llegar a un consenso con la pareja y tener claridad de cuáles son los límites. Hay distintas formas de ser pareja, hay parejas abiertas, poliamorosas, semiabiertas, semicerradas, y a veces se busca en un tercero lo que no se tiene en una pareja, pero también lo que no estoy encontrando en mí”.

Un tercer auditor aseguró que, con las preocupaciones de la pandemia y su polola en otra ciudad, la líbido era lo último en sus prioridades: “El estrés y la ansiedad disminuyen el deseo, pero también pueden despertar un deseo dormido. Es recomendable que los hombres se hagan exámenes de hormonas. Desde el inicio de la pandemia se ha visto la testosterona baja por el aumento de estrés”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto