Escucha ahora

ADN Deportes en Directo


Vocalista de Eagles of Death Metal pide perdón por relacionar al Bataclán con atentados en París

Jesse Hughes lamentó señalar que los guardias no asistieron al espectáculo porque "tenían una razón para no presentarse".

Vocalista de Eagles of Death Metal pide perdón por relacionar al Bataclán con atentados en París

Twitter/@NautalisNet

Jesse Hughes, el vocalista del grupo Eagles of Death Metal, pidió disculpas por señalar que los guardias del Bataclán en París fueron cómplices del ataque que se llevó en noviembre, donde terroristas islámicos mataron a 89 personas en el lugar.

La polémica había surgido en un informe del medio Fox Business Network, donde el vocalista de la banda acusó que seis de los guardias que debieron haber estado durante su presentación no fueron a trabajar esa noche. “Parece bastante obvio que tenían una razón para no presentarse”, comentó Hughes relacionando a los guardias con el ataque.

Sus palabras provocaron negativas reacciones en todo el país y del personal del recinto contra el músico, al punto de que debió retractarse de su error. 

“Humildemente ruego perdón al pueblo de Francia, al personal y a la autoridad del Bataclán, a mis admiradores, familia, amigos, y quien sea que yo haya lastimado u ofendido por las absurdas acusaciones que hice”, declaró el criticado artista, percatándose de la magnitud de sus palabras emitidas en el informe.

“Mis insinuaciones de que cualquiera afiliado al Bataclán tuvo una participación en los acontecimientos del 13 de noviembre son infundadas y asumo plena responsabilidad por ellas”, agregó en sus declaraciones.

El malogrado espectáculo que la banda otorgó en el recinto terminó abruptamente cuando atacantes interrumpieron desatando una serie de atentados contra cafeterías y diversos establecimientos públicos. Frente a este hecho, Hughes atribuyó en sus palabras que los guardias de seguridad que debieron estar en el show estaban evitando el ataque porque sabían lo que ocurriría.

“He tenido pesadillas interminables así como dificultades durante la terapia para entender esta tragedia y locura. No he sido yo mismo desde el 13 de noviembre (…) Estoy consciente de que no hay excusa para mis palabras, pero por si les sirve de algo: lamento sinceramente haber lastimado, faltado el respeto o acusado a alguien”, confesó.