Escucha ahora

Pauta B


Tributazo a Leonard Bernstein ofreció la Sinfónica Nacional

Leonid Grin dirigió un programa con fragmentos de las obras para teatro del compositor estadounidense, junto a piezas de Copland y Gershwin.

Tributazo a Leonard Bernstein ofreció la Sinfónica Nacional

Tributo a Leonard Bernstein . Foto: Patricio Melo

Tras la acertada inclusión de la Sinfonía "Jeremías" de Leonard Bersntein en enero pasado, la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile y el director Leonid Grin, volvieron a la figura del estadounidense en el año de su centenario, para conmemorarlo dentro de su temporada oficial.

Si esa vez fue aquel título de su canon netamente sinfónico, en esta ocasión el foco estuvo puesto en su aporte para el teatro musical, con fragmentos orquestales de tres obras que remecieron Broadway: "On The Town", "West Side Story" y la opereta "Candide". Como complemento, fundamentales piezas de Aaron Copland y George Gershwin, dos compositores que influyeron decisivamente en el lenguaje de Bernstein.

El afecto de Grin hacia quien fuera uno de sus mentores fue patente en el transcurso de un concierto lleno de vida, hermosa pirotecnia orquestal y maestría interpretativa por parte de todos los involucrados. Hay que destacar la presencia del pianista Jon Nakamatsu, otrora ganador del famoso Concurso Van Cliburn, como solista en el Concierto en Fa de Gershwin. Una interpretación grandiosa, brillante, idiomática, con la dosis justa de swing, y regalando como encore la simpática "The Entertainer" de Scott Joplin.


Foto: Patricio Melo

Un poco antes, dos piezas que sirvieron de apertura. Primero una robusta interpretación de la "Fanfarria para el Hombre Común" de Copland, y luego la Obertura de "Candide" (1956) de Bernstein, fragmento que la orquesta ya había mostrado sólidamente en Corpartes hace un par de meses.

Uno de los aportes decisivos de los musicales de Bernstein fue la inteligente integración con la danza, en lo cual fue clave su trabajo con el coreógrafo Jerome Robbins. Este lo ayudó a concebir la idea base tanto de "On the Town" (1944) como de "West Side Story" (1957).

Las suites de concierto para ambas resaltan precisamente este aspecto, denominándose Tres Episodios de Danza para la primera, y Danzas Sinfónicas, en la segunda. En los dos casos, el virtuosismo orquestal fue patente. Grin fue responsable de equilibradas lecturas y un lustroso sonido general, maridando los irresistibles ritmos de estas danzas con una alta cuota de emotividad. Sin duda, desde el punto de vista interpretativo, este programa fue una de las cimas de la actual temporada de la OSNCH.

X