Escucha ahora

Música en ADN


Tras ofrecer una tibia rutina, Pedro Ruminot se llevó la Gaviota de Plata en Viña

El humorista tuvo una presentación con altos y bajos en la Quinta Vergara, y sus chistes sobre religión casi despertaron al Monstruo.

Tras ofrecer una tibia rutina, Pedro Ruminot se llevó la Gaviota de Plata en Viña

Agencia Uno

Pedro Ruminot tuvo un debut tibio en el escenario de la Quinta Vergara, con una presentación que le valió la Gaviota de Plata

Al igual que el resto de los comediantes que se han presentado en el certamen, Ruminot ofreció una rutina de stand-up comedy en la que abordó un humor cotidiano, con recurrentes referencias a la discriminación y riéndose de sí mismo cuantas veces pudo, repasando parte de su vida y relatando las dificultades de "ser feo y moreno".

Una serie de humoradas sobre el cristianismo no fueron bien recibidas por parte de público, momento en que surgieron las primeras pifias desde la galería. Pero —y a costa de Luis Jara— el ex Club de la Comedia logró sobreponerse y salir adelante.

Luego de 50 minutos de presentación, la que tuvo momentos altos —como los chistes sobre los jugadores de la selección chilena— y otros más discretos, Ruminot recibió la Gaviota de Plata.  "La verdad es que estoy muy contento, casi tiritando. Nunca me imaginé que iba a estar en el Festival de Viña", dijo.

Tras recibir el trofeo, el humorista cerró su rutina con un monólogo en el que se evidenció algo nervioso, sin un remate claro para sus chistes, e incluso las pifias comenzaron a reflotar. "¿Voy muy rápido?, preguntó al público, sin una respuesta clara. Tras un par de minutos en el escenario, Pedro Ruminot puso punto final a su presentación Pedro y abandonó la Quinta Vergara sin pena ni gloria.   

Card