Escucha ahora

Mediodía en ADN


Reloj que anuncia el fin del mundo marcó 3 minutos para la medianoche

El reloj, que simbólicamente anuncia los peligros que amenazan a la raza humana, marcó la misma hora que el año pasado, algo que "no es una buena noticia" según científicos.

Reloj que anuncia el fin del mundo marcó 3 minutos para la medianoche
En la Universidad de Chicago hay un reloj que no marca el tiempo, sino que informa cuánto falta para el Fin del Mundo. Este martes, como todos los años, el reloj fue puesto a la hora, y marcó tres minutos para la medianoche.

Algo nada bueno según explicaron los científicos, ya que este metafórico reloj alerta sobre los peligros que amenazan a la raza humana: el armamento nuclear, el cambio climático, las armas biológicas y las tecnologías más dañinas para las personas.

Así, el Fin del Mundo, hipotéticamente, llegaría cuando este reloj marque las 00:00 horas.

En una publicación del Bulletin of the Atomic Scientists, dedicada "a todos los líderes mundiales", un grupo de científicos explicaron que el reloj marcó la misma hora que el año pasado, algo que eso sí no debe tomarse como "una buena noticia".

"Esta decisión muestra nuestra preocupación ante el hecho de que los líderes mundiales fallan a la hora de enfocar sus esfuerzos en reducir los daños que traen consigo las armas nucleares y el cambio climático", señalaron.  

BulletinOfTheAtomic on Twitter

A pesar de algunos pasos positivos, como el avance de las tecnologías de energía renovable, los esfuerzos actuales son totalmente insuficientes para evitar un calentamiento catastrófico de la Tierra, según alertaron los científicos; los países han emitido suficiente dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero a finales del siglo XX, lo que ha transformado drásticamente el clima del planeta, perjudicando a muchos ecosistemas claves para la civilización.

Además, los esfuerzos para reducir el armamento nuclear no han cesado, ya que Estados Unidos y Rusia siguen embarcados en programas masivos de modernización de sus arsenales atómicos.