Escucha ahora

Música en ADN


Nueve consejos para las mujeres que quieran tener orgasmos múltiples

Tracey Cox entregó un listado con los pasos para alcanzar este estado.

Nueve consejos para las mujeres que quieran tener orgasmos múltiples

Sexo. Imagen referencial. Foto:

La idea de llegar a tener varios orgasmos a la vez puede sonar a ciencia ficción. Sin embargo, la experta en sexología Tracey Cox explica que las mujeres son capaces de tener orgasmos múltiples.

De acuerdo a Huffington Post, la profesional señala que "las mujeres no entramos en la fase de resolución posorgásmica tan rápido como los hombres, así que nos resulta más fácil volver a llegar a la cima y experimentar más orgasmos consecutivos".

1. Fortalece el suelo pélvico.

Tener orgasmos no solo es cuestión de practicar sexo: se requiere algo más de preparación previa —como, por ejemplo, hacer ejercicios de Kegel— para poder recibir la recompensa.

"Como el resto del cuerpo, si el suelo pélvico está tonificado y en forma, funciona mejor, bombea más sangre a la pelvis (cosa que viene muy bien para la excitación sexual) y hace que las contracciones sean más fuertes, lo que se traduce en orgasmos más duraderos e intensos", explica Cox.

"Basta con tensar el músculo que utilizamos para aguantar la orina: contráelo durante dos segundos y después relájalo. Haz 20 repeticiones, tres veces al día".

2. Trabaja en el juego previo

Dicen que lo bueno se hace esperar, y el orgasmo no es una excepción. En vez de ir a por él con rapidez, aprende a disfrutar de los juegos preliminares y a ir construyendo poco a poco el momento final.

"Esto implica llegar casi al punto del orgasmo, esperar a que baje un poco el nivel de excitación y volver a subirlo. De esta manera, permanecerás en un estado de excitación alta seguido de un patrón orgásmico con subidas y bajadas, en lugar de pasar de cero a cien directamente", indica Cox.

3. Desarrolla "detonantes".

Fíjate en los detalles que indican que estás a punto de llegar al orgasmo, como, por ejemplo, la respiración. Cuanto más consciente sea el cerebro, más capaz será de producir esa respuesta cuando tú quieras.

"Céntrate en lo que haces normalmente para llegar al orgasmo y exagéralo. Si respiras con más fuerza y más rápido, hazlo con más intensidad aún la próxima vez que estés a punto de alcanzar el clímax. Si, por ejemplo, sueles arrugar los dedos de los pies y echar la cabeza hacia atrás, exagéralo", aconseja Tracey Cox.

4. No tengas prisa.

Cuando te sientas preparada para probar lo de los orgasmos múltiples con tu pareja (o en solitario), recuerda la regla de oro: no tengas prisa. Por ejemplo, puedes aplicarle un lubricante lentamente a tu pareja y volver a empezar poco a poco, siempre siendo consciente de que ninguno de los dos está incómodo.

5. Utiliza diferentes formas de estimulación.

A nadie le gusta aburrirse en la cama, y menos al cerebro. Si esperas tener un orgasmo tras otro con el mismo estímulo, es más que probable que el resultado sea decepcionante: ¡en la variedad está el gusto!

6. Tómate tiempo para relajarte.

Hay una gran diferencia entre tomarse un momento para relajarse entre orgasmo y orgasmo y dejar que el cuerpo desconecte y quedarse dormida. Por supuesto que es importante concederse un momento de relajación, pero lo importante es prolongar el momento y no dispersarse.

7. Respira.

Como con la relajación, no te obsesiones con llegar al orgasmo hasta el punto de olvidarte de respirar bien, ya que puede desempeñar un papel fundamental a la hora de alcanzar un segundo o tercer orgasmo.

8. No te olvides de tu pareja.

Es importante no descuidar a la persona con la que estés en la cama, sobre todo si ya ha llegado al orgasmo y no está como para aguantar una segunda ronda.

9. Recuerda que la práctica lleva a la perfección.

Como con todo en la vida, si quieres que salga bien, vas a tener que practicar antes.

X