Escucha ahora

Trasnoche ADN


Luis Dimas y su adicción a la cocaína: "Jalar no es cool, es una mierda"

El cantante también profundizó en su relación con la dictadura y aseguró: "Yo nunca he sido fascista".

Luis Dimas y su adicción a la cocaína:

Luis Dimas . Foto: Agencia Uno

Luis Dimas, una de las figuras más icónicas de la nueva ola, reveló detalles de su adicción a la cocaína y su vínculo con la dictadura en la revista Cáñamo.

El cantante relató que en un momento se preguntó "¿Qué es la droga?, la droga es sacarte a veces un poco de tu realidad, y a veces hace falta eso".

"Aquí no quiero decir que fui un drogadicto, yo hace muchos años que dejé de tomar drogas y todo lo demás, pero hay una que es la cannabis, que está comprobado médicamente que tiene propiedades curativas", subrayó.

Para Dimas, "hay mucha gente que la ocupa para los dolores y también porque se fuma un pito y se caga de la risa, yo la he probado y la sonrisa aparece. Pero no es idiotizante y eso mucha gente no lo acepta".

 

El intérprete confesó: "Yo consumí mucha cocaína, ¡Y pestes!, porque te vuela, te entra, no tiene cosas buenas porque te pone mesiánico y la bajada es bien jodida. Entonces un día me sentía muy mal y decidí parar".

"Tuve hasta una alucinación, me miré al espejo y vi algo santo, miré para atrás y no había nada, pero pude habérmelo provocado yo. Y si Dios si existe…. me ayudó. ¡Eso es todo!", añadió.

"¿Cómo me llamo yo?" - se dice a sí mismo "Luis Dimas" y ríe- "Repito, la cocaína es una rica voladera pero es corta, comparada con la bajada que tiene y el daño que hace a las neuronas, está comprobado que daña el funcionamiento positivo de las neuronas".

Finalmente aseguró: "Yo jamás actué drogado, la gente cree que jalar es re cool y no es cool, es una mierda".


 

Relación con la dictadura: "Yo nunca he sido fascista"

El cantante también profundizó en su papel en la película Takilleitor (1998), de la que recordó que "no era una mala película, el guión era bueno, pero como yo le hice 'la pata' a los milicos en la época de Pinochet".

"Soy sincero, me metí con ellos porque ¿acaso iba a ir a hablar con la Gladys Marín? y eso mucha gente lo tomó mal y el medio es muy chico y castigador", explicó.

Según Dimas, "la agarraron conmigo, que yo era hocicón y bocón y pasé a ser amigo de los milicos, pero yo nunca he sido fascista y considero que en todos los rubros hay gente buena y mala".

 

X