Escucha ahora

Música en ADN


Kaley Cuoco sorprendió con sus talentos dentro y fuera de la pantalla

Además de la actuación, la joven tiene otras habilidades a las que dedica buena parte de su tiempo, como jugar tenis, montar a caballo, tocar la batería y practicar yoga.

Kaley Cuoco sorprendió con sus talentos dentro y fuera de la pantalla
La actriz californiana Kaley Cuoco se atrevió a imitar a la ex princesa del pop, Britney Spears, con su famoso tema, I´m a slave 4 u, en el programa estadounidense Lip sync battle.

Empezó deslizándose por una liana con una destreza digna de alguien que ha pasado su vida saltando de árbol en árbol. Con un ajustado topverde, unos shorts y una postiza melena rubia bailó de forma sensual hasta hacerse con el complemento que le faltaba para rematar el espectáculo, una serpiente. No dudó en colgarse del cuello al animal, como ya hiciera la cándida Britney allá por 2001 en los MTV Video Music Awards. 

Pero esta no fue la única transformación que Cuoco sufrió esa noche. En otra actuación interpretó la canción Move bitch, del conocido rapero Ludacris (EEUU, 1977), y se movió por el escenario gesticulando y contoneándose al ritmo de la música. Ataviada con un top deportivo, unos pantalones cortos rotos, y una camisa de cuadros anudada a la cintura, se transformó en una malota del hip hop.

Además de la actuación, la joven tiene otras habilidades a las que dedica buena parte de su tiempo. Juega al tenis desde los tres años. Montar a caballo es otra de sus grandes pasiones. Pero estas aficiones no eran suficiente entretenimiento para la actriz, que también toca la batería y practica yoga con frecuencia.

Kaley saltó a la fama en el año 2007 cuando empezó a dar vida a Penny, la chica de la puerta de enfrente que llegó para revolucionar a Leonard y Sheldon, sus vecinos científicos con tendencia a la introversión, en The big bang theory. Esta serie se ha convertido en la comedia más vista en Estados Unidos desde la mítica Friends, con una media de 20 millones de espectadores por capítulo.