Escucha ahora

Mediodía en ADN


Extraño caso de sexo entre especies sorprende a los científicos

Un mono trató de montar a una cierva dos veces en Japón.

Extraño caso de sexo entre especies sorprende a los científicos

Mono y cierva. Foto:

Un mono japonés camina amablemente hasta que un amor "prohibido" llama a su puerta: la atractiva cierva Sika. Este video porno interespecies tiene cautivados a los científicos, quienes publicaron un nuevo estudio al respecto.

Los investigadores se inclinan por la hipótesis de que el asalto a la cierva es un comportamiento derivado de la ausencia de hembras. El protagonista del video es un macho secundario de la manada, con difícil acceso a las hembras de su propia especie.

Uno de los autores del estudio, Sueur Cédric, afirma que "su especie es conocida por mostrar comportamientos culturales y aprendizaje social. Como consecuencia de no tener acceso a hembras de su especie, los machos periféricos podrían estar aprendiendo a tener interacciones de tipo sexual con los ciervos Sika para reducir sus niveles de frustración sexual".

El incidente ocurrió en el parque natural de la isla de Yakushima, Japón. Los pequeños ciervos Sika conviven en el mismo ecosistema con macacos japoneses, que son famosos por bañarse en aguas termales naturales en invierno.

Ambas especies conviven en armonía y simbiosis. Los ciervos suelen beneficiarse de la presencia de los monos porque estos tiran al suelo la fruta de los árboles a la que los ciervos no podrían llegar de otra forma.

El mono trató de montar a la cierva en dos ocasiones. La primera lo logró, pero la segunda fue derribado por su pretendida. En ningún momento hubo contacto sexual completo por un tema anatómico.

Los biólogos creen que estudiar su comportamiento puede arrojar alguna luz sobre otros tipos de sexo entre especies, incluyendo los casos de zoofilia protagonizados por seres humanos.

Interspecies sexual behaviour between a male Japanese macaque and female sika deer