Escucha ahora

Pauta B


Estudio relaciona inestabilidad económica con mayor disposición al dolor físico

Los investigadores establecieron, por ejemplo, que un mercado laboral incierto disminuye el umbral de tolerancia al dolor en las personas.

Estudio relaciona inestabilidad económica con mayor disposición al dolor físico
Un estudio elaborado por las universidades de Columbia y Virginia determinó que las personas con una situación económica inestable que les provoca estrés son más propensos a sufrir dolor físico.
 
Los resultados de la investigación, publicada en la revista Psychological Science, afirman que el mayor riesgo de problemas para la salud se debe a que la inestabilidad financiera se asocia a mayor impulsividad relacionada con la  falta de control de la propia vida.
 
Los especialistas que desarrollaron el estudio partieron sobre la hipótesis de que la inestabilidad económica deriva en una falta de control, situación que activa procesos pisológicos asociados al miedo, la ansiedad y el estrés, trastornos que comparten mecanismos neuronales similares a los del dolor subyacente.
 
Tras la recopilación de datos de 33.720 personas, los investigadores vieron que en las casas donde todos los miembros estaban sin trabajo el consumo de analgésicos era un 20% mayor que en 2008, frente a los hogares en los que, al menos, uno de los miembros se encontraba con trabajo.
 
Un segundo estudio online a 187 personas encontró una correlación positiva entre quienes estaba desempleados sin apoyo del estado y quienes sufrían más dolores físicos.
 
Un tercer apartado de la investigación, realizado en laboratorio, mostró que un grupo de estudiantes inducidos a pensar en un mercado laboral incierto mostró una disminución en la tolerancia al dolor.
 
"Al mostrar que el dolor físico tiene raíces en la inseguridad económica y el sentimiento de falta de control, estos descubrimientos ofrecen esperanza para poder detener el descenso en espiral que inicia la inseguridad económica y producir, en cambio, un nuevo y positivo ciclo de bienestar y experiencia diaria libre de dolor físico. Los resultados de seis estudios establecen que la inseguridad económica produce dolor físico, reduce la tolerancia al dolor, y predice el consumo analgésicos de venta libre", dijeron los autores del estudio.