Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Estudio de Harvard revela en qué nos fijamos cuando conocemos a alguien

Según una experta en relaciones sociales y primeras impresiones, son dos preguntas las que determinan la imagen que uno se forma de las personas que conoce.

Estudio de Harvard revela en qué nos fijamos cuando conocemos a alguien
Variados estudios han demostrado que bastan sólo segundos para determinar las sensaciones que una persona tiene al conocer a otra, pero la psicóloga Amy Cuddy de la Universidad de Harvard, que ha dedicado años a la investigación en el campo de las primeras impresiones, logró definir qué es lo que pasa en nuestros cerebros durante esos cortos segundos.

De acuerdo a la experta, son dos las preguntas esenciales que nuestro cerebro se hace para juzgar a una persona:

¿Puedo confiar en esta persona?
¿Puedo respetar a esta persona?


Estas dos preguntas tienen que ver con las dimensiones de calidez y competencia (respectivamente) de las personas. Y su nivel de importancia en la interacción tiene mucho que ver con el contexto. Por ejemplo, si conoces a alguien en una entrevista de trabajo, la competencia puede ser una dimensión mucho más importante que la calidez; no así si se conoce a alguien en una fiesta, o una cita, siendo la calidez lo más importante.

"Desde una perspectiva de la evolución, es más crucial para nuestra supervivencia el saber si una persona merece nuestra confianza", comentó Cuddy al medio británico The Independent, refiriéndose a que en tiempos primitivos, al "hombre de las cavernas" le era más importante saber si la persona que estaba conociendo podría matarlo, o amenazar su vida, antes que tener conocimiento de su capacidad de hacer fuego, u otra labor.

La psicóloga, que compiló estos descubrimientos en su libro "Presence", aseguró que es importante mantener el equilibrio entre estas dos dimensiones de la personalidad. Según lo que ella misma explica, no es bueno que, por ejemplo, un estudiante universitario se dedique sólo a estudiar y ser competente, y dejar de lado las salidas a fiestas, o ser sociable (el lado más cálido de la personalidad).

"Una persona cálida, que inspire confianza también provoca fuerte admiración, pero sólo después de establecer la confianza, tu fuerza se convierte en un regalo en vez de una amenaza", comentó Cuddy.
X