Escucha ahora

ADN Hoy


Ernesto Ottone por Notre Dame: Los franceses creían que el edificio iba a estar para siempre

El exministro de Cultura y las Artes conversó junto al periodista Carlos Tromben sobre el siniestro.

Ernesto Ottone por Notre Dame: Los franceses creían que el edificio iba a estar para siempre

Notre Dame post incendio. Foto: Getty Images

El incendio de la Catedral de Notre Dame ha sido un tema obligado desde el lunes y en el Ciudadano ADN un panel, compuesto por el periodista Carlos Tromben y el ex ministro nacional de Cultura, Ernesto Ottone, discutió sobre la importancia del edificio y su legado histórico.

"La gente ahí se congrego durante muchos siglos", destacó Tromben en su introducción, quien explicó que la catedral tenía un trasfondo simbólico al fundarse sobre un templo pagano y que la posterior edificación lo convirtió en el centro de Paris.

El recinto albergó una serie de momentos históricos en sus altares, un ejemplo de ello fue el que contó el  periodista sobre la coronación de los antiguos reyes de Francia.

Sin embargo, también cuestionó la insensibilidad que se manifestó en redes sociales. "A mí me pareció muy interesante la reacción del público. Mucha gente hace chiste o saca a relucir el anticlericalismo, yo particularmente no soy creyente, pero no podría relativizar la importancia de un patrimonio cultural como ese".

A la temática se sumó Ottone, quien está en el consejo ejecutivo de la Unesco, y conoce en detalle cómo se está llevando el procedimiento por parte de las autoridades.

Para ello explicó que "en este caso la evaluación que se está haciendo con muchos expertos y de muchas especialidades". Además, agregó que se evaluará durante estos días los daños estructurales y la perdida de objetos que no pudieron ser rescatados.

Una de las declaraciones del exministro apunta a que "es muy complejo empezar a buscar responsabilidades si estaban todas las medidas de seguridad". Ottone explicó que el edificio, y gran parte del perímetro, cuentan con un gran protocolo en caso de emergencias de este estilo con profesionales altamente capacitados, como por ejemplo los 462 bomberos que trabajaron en el siniestro.

"La complicación que acá se produce es que estamos hablando de 800 años de historia", explicó el funcionario de Unesco, quien contó lo duro que fue para los parisinos ver hoy las gárgolas negras por el humo.

Finalmente, terminó su intervención explicando que "la gente estaba estupefacta. Ellos creían que eran de esos edificios que iban a estar para siempre". Inclusive, contaba que en París mucha gente no había visto por dentro el recinto eclesiastico, debido a que lo sentían tan normal al estar todos los días ahí.

Tromben fue el encargado de cerrar, aportando más datos al debate, como por ejemplo que "la novela de Víctor Hugo es un llamado a rescatar la catedral", haciendo alusión a Los Miserables.

Pero lo más significativo, sobre el estado del monumento fue que "la parte de atrás de la catedral estaba muy frágil, por ejemplo las inspecciones que se hacían en el techo uno le pasaba la mano y pasaba de largo. Por eso se estaba interviniendo", concluyó.

 

X