Escucha ahora

Trasnoche ADN


#ElADNde: Samsung Galaxy S9 y un pequeño paso adelante en la excelencia

El tope de gama de la compañía surcoreana sigue en la línea de lo ofrecido en 2017 en cuanto a calidad.

#ElADNde: Samsung Galaxy S9 y un pequeño paso adelante en la excelencia

Samsung Galaxy S9. Foto:

David Muñoz, ADN

La constante venta de teléfonos celulares ha provocado una suerte de saturación en el mercado de los smartphones, puesto que cada vez se hace más difícil el poder generarse un espacio con una marca o bien convencer a los consumidores de ir por el último producto. En el caso de Samsung, el primer punto ya está resuelto gracias a la confiabilidad que ha logrado con la línea Galaxy; mientras que con lo segundo cada vez se hace más complicado, puesto que los últimos equipos a pesar de ser notables, no logran diferenciarse de manera notoria de los modelos anteriores.

Es el caso de los S9 y S9 Plus, que tras un par de tremendos equipos que surgieron de la marca surcoreana en 2017, resultan unos tope de gama evidentemente como los referentes del sector Android, pero que dejan en incertidumbre si son un paso adelante notorio en cuanto a mejoras tangibles.

SAMSUNG APUESTA POR EL CONTINUISMO EN DISEÑO

A simple vista, el Galaxy S9 se mantiene en una línea continuista, en donde logramos un tamaño ideal en términos de ergonomía y manipulación. Es un equipo que gracias a sus dimensiones (47.7 x 68.7 x 8.5 mm) permite que los usuarios lo usen con una sola mano sin problemas. Sin embargo, todo se ha dicho en cuanto a que es demasiado parecido en su cara con respecto al S8, es decir: bordes curvos, asignación y proporción de espacio en pantalla similar, etcétera.

No obstante, la principal novedad en cuanto a diseño es de paso una solución que se venía pidiendo desde hace tiempo en los terminales de Samsung, ya que en la parte trasera está alojado el sensor de huella dactilar, que por fin tiene una ubicación más precisa y está por debajo del lente de la cámara y no al costado, lo que hace un tiempo resultaba incómodo, poco preciso y hasta terminaba manchando el sensor fotográfico.

Sobre el resto, mencionar que contamos con los sensores para reconocimiento facial y de iris en el panel frontal, los botones directos en pantalla y uno que hace la función háptica sobre la misma pantalla. Además, se mantiene el jack de audio 3.5, lo que a estas alturas es una curiosidad, pensando en que la competencia ha decidido (lamentablemente) prescindir de este aspecto. También se encuentra el botón para Bixby que sigue provocando confusiones a la hora de su uso, puesto que varias veces uno llega a pensar que se puede usar para otras funciones.

Profundizando en cuanto al tema de seguridad y diseño, señalar que todos los lectores funcionan con precisión y de manera avanzada en cuanto al Galaxy S8, aunque no es una diferencia demasiado notoria.

UNA BESTIA EN RENDIMIENTO

Como es de esperar, el Galaxy S9 es un verdadero maquinón en cuanto a potencia, gracias al Qualcomm Snapdragon 845 con el que cuenta para el mercado lationamericano (Exynos 9810 en Europa, África, Medio Oriente y Asia) y los 4 GB de RAM que producen una fluidez agradable al momento de utilizar Android 8.0.

Sin embargo, el sistema operativo corre con su capa de personalización llamada Samsung Experience que, si bien va mejorando con el correr del tiempo, suele resultar incómodo para quienes gustan de un S.O. más limpio.

Sobre esto, mencionar que disponemos de la serie de características de los teléfonos de Samsung, como por ejemplo las aplicaciones Edge, el asistente Bixby que cuenta con una peculiaridad como lo es la opción de Live Traslation, que permite realizar traducciones de textos en tiempo real, lo que es definitivamente muy útil para quienes viajan.

Por otro lado, señalar que llegan los AR Emojis, que son una especie de Animojis como los del iPhone X que, tal como ellos, son muy graciosos, pero al rato uno se olvida de su utilidad. Para quienes no sepan, con ellos podemos crear avatares con nuestros rostros y sus respectivas animaciones, para luego poder compartirlas por redes sociales.

Vale mencionar que Samsung sigue marcando la pauta en cuanto al rendimiento en el aspecto multimedia, ya que su impresionante pantalla Super AMOLED QHD Plus de 5.8 pulgadas ofrece una visualización insuperable en el mercado, la que dispone de características como el HDR que entrega una calidad magnífica.

Junto con lo anterior, destacar el paso adelante que da la compañía surcoreana con los cambios en audio, ya que el S9 tiene un doble altavoz que otorga buena calidad en sonido y transforma así en el teléfono en un centro multimedia portable excelente.

Por otro lado, mencionar que todo el monstruo que significa el hardware del último Galaxy no serviría de nada con una buena autonomía, lo que por fortuna se logra con la batería de 3.000 mAh con carga rápida e inalámbrica, que funciona mejor al S8. En cuanto a duración, a grandes rasgos señalar que la optimización del gasto hace que con un uso promedio (véase aplicaciones de redes sociales, navegación y videojuegos) nos permite llegar al final del día con lo justo, aunque no es tampoco un referente en ese sentido pues existen mejores opciones en el mercado.

View post on imgur.com

 

UN PEQUEÑO PASO ADELANTE EN CUANTO A CALIDAD FOTOGRÁFICA

Llegamos a otro de los aspectos relevantes a la hora de adquirir un tope de gama en estos tiempos. En ese sentido, Samsung ya es un referente en la materia en cuanto a calidad y el Galaxy S9 no es la excepción, gracias a que el sensor de 12 MP con apertura focal de 1.5 a 2.4 y obturador mecánico inteligente permiten capturas bellas, con buena iluminación y que entregan resultados excelentes, con gran nivel de detalles gracias a la presencia del HDR y los macros.

Vale decir que en el principal escenario en donde se obtienen estos buenos logros en cuanto a capturas es en condiciones de noche, en el que las características anteriormente señaladas hacen gala de su potencia, obteniendo postales que no son fáciles de obtener en otros equipos.

Sin embargo, el potente hardware del S9 vuelve a poner un pero para quienes esperaban un salto cualitativo notorio con el S8 o el Note 8, ya que no hay mayores diferencias, a tal punto de que para muchos van a ser imperceptibles las mejoras, salvo algún que otro detalle como la aplicación de desplazamiento en zoom o bien los detalles obtenidos en condiciones con poca luz.

Sobre el resto de posibilidades, señalar que contamos con grabación en video en 4K con estabilizador mejorado, cámara lenta en 720p, un modo retrato a través de software, un buen angular en el lente frontal de 8 MP y enfoque selectivo.

MERECE LA PENA, SI NO TIENES EL S8

Con todos los halagos y cualidades por las que destaca el Samsung Galaxy S9 muchos pensarían que es un teléfono por el que habría que ir de cabeza. No obstante, con el último terminal de la compañía surcoreana se genera una situación extraña como lo es el poco avance en comparación al S8.

Lo anterior no es necesariamente un punto malo, pero da cuenta de que en la actualidad la industria de los smartphones ha llegado a una suerte de techo en el que hay poco con el que deslumbrar y eso parece ser que ha ocurrido con el último buque insigne de los asiáticos.

Para quien esté pensando en hacer una inversión y pretenda conseguir un teléfono tope en todo aspecto, el Galaxy S9 es sin duda una de las mejores opciones, sino la mejor, que existe en la actualidad, gracias a su rendimiento, diseño, cámara y autonomía. No obstante, si alguien pretende dar el salto desde el tope de gama de 2017 de Samsung a este, lo mejor sería pensarlo un poco, pues son pocas las diferencias y no muy notorias a la hora de su uso.

PRECIOS EN EL MERCADO

El equipo se puede conseguir en las grandes cadenas de tiendas a un precio de $699.999, aunque hay ofertas en algunos locales que ofrecen el equipo por debajo del rango de los $600.000.

X