Escucha ahora

Trasnoche ADN


Canadá advierte sobre los peligros de consumir placenta humana

Los riesgos más graves son de naturaleza bacteriana (por ejemplo, estreptococos del grupo B) o relacionados con la contaminación viral de la placenta (hepatitis, VIH, entre otros).

Canadá advierte sobre los peligros de consumir placenta humana

Imagen de referencia. Foto: Getty Images

El Ministerio de Salud de Canadá advirtió sobre los peligros de consumir la placenta humana.

“Comer la placenta o consumirla en cápsulas es una decisión personal, pero la madre debe comprender que existen riesgos potenciales para ella y el bebé, al igual que no hay evidencia científica de que su consumo tenga beneficios”, dijo la entidad.

La cartera explicó que los riesgos "más graves son de naturaleza bacteriana (por ejemplo, estreptococos del grupo B) o relacionados con la contaminación viral de la placenta (hepatitis, VIH, entre otros)".

Canadá no autoriza ningún producto de salud que contenga placenta humana.

Noémie Vanheuverzwijn, vocera del Ministerio de Salud y Servicios Sociales de Quebec, explicó a El País que padres y madres pueden solicitar que les sea entregada la placenta en los hospitales, pero deben comprometerse por escrito a seguir una serie de medidas para reducir los riesgos sanitarios. Por ejemplo, usar guantes impermeables y asegurarse de que el órgano no entre en contacto con personas que no utilicen protección o con animales. La placenta no puede ser vendida o cedida a terceros.

X