Escucha ahora

Música en ADN


Autor de ''La Danza de los Cuervos'': ''Narra el episodio más crudo de nuestra historia''

El periodista Javier Rebolledo conversó en ADN Radio Chile sobre su libro, que se mantiene número uno en listas de ventas, en la categoría de no ficción. La obra narra lo que ocurría en el cuartel Simón Bolívar de la DINA.

Autor de ''La Danza de los Cuervos'': ''Narra el episodio más crudo de nuestra historia''
Por segunda semana consecutiva, el libro "La Danza de los Cuervos" se mantiene número uno en listas de ventas, en la categoría de no ficción. Pero su autor, el periodista Javier Rebolledo, confesó en ADN Contigo que desconoce los motivos del éxito de esta obra que narra las revelaciones de Jorgelino Vergara, el "Mocito" de la DINA.

"Pero analizando un poco, yo creo que puede tener que ver con estos movimientos sociales que se están desarrollando. Los jóvenes, la gente está queriendo saber mucho más, se está atreviendo", sostuvo Rebolledo.

El profesional explicó que su obra busca "enfrentar un tema tabú, que es la violencia extrema. Yo creo que en este libro se narra el episodio más crudo de nuestra historia, y además, único centro de exterminio a lo Auschwitz, lo más parecido a un centro nazi".

El escritor cree que la motivación del Mocito para dar a conocer los horrores del cuartel Simón Bolívar fue por el cariño que le tomó a Víctor Díaz, Secretario General del Partido Comunista, que estuvo preso durante 7 meses en el lugar.

"Cuando abrió la llave, no tomó en consideración nada, parece que tenía mucha rabia porque 'lo estuvieran cargando' con este crimen, y provocó esto, el procesamiento que en su momento fue el más grande de la historia, y que se diera a conocer ese lugar, que fue el secreto mejor guardado de la dictadura durante 30 años", afirmó.

A su juicio, "él está contento. Obviamente hay cosas que le molestan, como que aparece siendo un agente, o que a la gente le queda claro, cuando lee el libro que él no sólo fue víctima". "Eso quizás no le gusta, pero está conforme porque sabe que es la verdad", advirtió.

Rebolledo, quien también fue asistente de dirección de la película "El Mocito", reconoció que "a Jorgelino es muy difícil identificarlo, odiarlo o quererlo, es víctima y victimario. Probablemente es las dos cosas, pero sobre todo es un reflejo social que es difícil de negar".

El periodista explicó en ADN Radio Chile que las empresas "también tienen su mocito, también tienen un tipo que está dispuesto a servirles el café solamente por un sueldo y algo de reconocimiento. Entonces, negar al Mocito, o negar a Jorgelino, es negar un personaje universal".

Respecto a lo que ocurría al interior del cuartel Simón Bolívar durante la dictadura de Augusto Pinochet, el autor de "La Danza de los Cuervos" explicó que "la particularidad de este lugar es que todo el que entraba salía muerto, hecho un paquete, como le llamaban ellos. Primero los torturaban, muy fuerte, les sacaban toda la información, después los torturadores tenían una especie de chipe libre, en que podían matarlos" porque "en el fondo, una vez que ya hablaba el detenido, podían hacer lo que quisieran".

"Y después de eso les quemaban los rostros con soplete, les sacaban los dientes a veces, por eso digo que es muy parecido a un centro nazi. Y los transformaban en paquetes, posteriormente los tiraban al mar o los llevaban a alguno de los otros destinos finales", agregó.

Otro aspecto mencionado en el libro es el financiamiento de la DINA por parte de Ricardo Claro. Al respecto, Javier Rebolledo indicó que Jorgelino "tiene la impresión de que era la persona que le pagaba el sueldo, porque todos dentro del cuartel hablaban de que Ricardo Claro lo financiaba, así que él lo tiene medianamente claro. Además, está el testimonio de otro agente de la Brigada Lautaro que dice lo mismo, pero este agente trabajaba en una brigada dedicada a recolectar fondos para la DINA cuando faltaban los dineros".

El autor de este libro sobre los horrores de la DINA concluyó que lo ocurrido en el cuartel Simón Bolívar "es muy humano, uno ha visto en otros países los mismos ejemplos, pero no deja de impresionarme que en Chile haya sucedido algo así y que lo tuviéramos tan escondido".