Escucha ahora

Ciudadano ADN


Alejandra Matus: La concentración en los medios de comunicación es peor que en las farmacias

''Ahí se siente la falta de un canal público. A falta de La Nación, sería muy bueno que Televisión Nacional tuviera otro modelo de financiamiento'', afirmó la periodista en ADN Radio Chile.

Alejandra Matus: La concentración en los medios de comunicación es peor que en las farmacias
Para Alejandra Matus, ex periodista de La Nación Domingo, el diario cuyo cierre fue sentenciado este lunes "ya estaba muerto como tal, con la concepción que desde la libertad de expresión debía cumplir el diario La Nación".

Según dijo la docente de la UDP en ADN Contigo, este rol se cumplió en una época, pero luego "el mensaje político que todo el mundo entendió es que La Nación ya no iba a cumplir esta función, entonces se inventaron la función de ser el diario armado de Bachelet, o de promover los intereses del gobierno en forma bastante burda".

"Yo lamento que La Nación haya pasado por ese período, porque justifica el argumento político para todo lo que está haciendo el gobierno hoy día con el diario", manifestó.

Sin embargo, la autora de "El libro Negro de la Justicia Chilena" se mostró extrañada por la forma en que se determinó el cierre de La Nación.

"Desde el punto de vista estrictamente legal, lo de ayer es bien discutible porque el Estado no puede decidir enajenar, vender o tomar cualquier decisión sobre la propiedad, sin el consentimiento de estos tres señores de la Sociedad Colliguay", señaló.

La profesional planteó que "Chile, bajo cualquier parámetro, tiene una concentración de propiedad en los medios de comunicación, peor que la concentración de las farmacias, esas son las mediciones nuestras. En la prensa escrita, la concentración es prácticamente total. Tenemos dos cadenas, El Mercurio y Copesa, que poseen no solamente casi todos los diarios que circulan en Santiago, sino que además casi todos los diarios de regiones, con el agravante que tienen líneas editoriales muy semejantes".

"Por ejemplo, en el mundo se considera que la ciencia económica es discutible, hay distintas maneras de entender la economía, no sólo una. Sin embargo, si uno lee tanto las editoriales como los cuerpos interiores de El Mercurio y La Tercera, tienen una visión de la economía bastante unívoca y poco permeable a otros puntos de vista. Eso daña a la sociedad chilena, porque tiene poco donde elegir", sostuvo.

Matus recordó que "la prensa escrita es la que todavía determina las pautas noticiosas. Quiénes son las personas importantes, a quiénes les damos legitimidad para hablar, quiénes son los representantes validados por la sociedad, qué vamos a discutir ahora".

Además, la periodista explicó que "en general, la televisión tiene pautas noticiosas muy marcadas por lo que hace la prensa escrita. La televisión no tiene concentración ideológica, pero tiene una exigencia de financiamiento que genera otro tipo de dependencia".

"Por ejemplo, la posibilidad de tratar temas como la concentración de las farmacias, lo del litio, la contaminación por las empresas mineras, todos esos temas no los vamos a ver probablemente en televisión, porque les genera ruido en su modelo de propiedad. Entonces, sí hagamos investigación sobre el cartel de La Legua, sobre los que revenden joyas en el Paseo Ahumada, porque ahí no afectamos a nadie", apuntó Matus.

"Ahí se siente la falta de un canal público. A falta de La Nación, sería muy bueno que Televisión Nacional tuviera otro modelo de financiamiento que permitiera que las noticias cumplieran con este rol. En radio es el único lugar donde todavía hay mayor diversidad", concluyó la ex periodista de La Nación Domingo en ADN Radio Chile.
X