Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Piñera envía proyecto de integridad pública que busca eliminar el nepotismo

Se establece, entre otras cosas, la "regulación de la contratación de parientes".

Piñera envía proyecto de integridad pública que busca eliminar el nepotismo

Piñera firmó el proyecto en La Moneda. Foto: Agencia Uno

El Presidente Sebastián Piñera envió este jueves el proyecto de ley de Integridad Pública, que busca poner fin al nepotismo y regular los conflictos de interés en el ejercicio de la función pública en los órganos de la Administración del Estado.

"Queremos decirle sí a los funcionarios públicos honestos, comprometidos y competentes. Queremos decirle no a los funcionarios públicos que vienen a aprovecharse del sector público, a actuar como operadores político o simplemente a buscar beneficios personales", aseguró el Mandatario.

Entre los principales aspectos de esta iniciativa destaca la regulación de la contratación de parientes, certificando la idoneidad profesional de las personas, cuyo nombramiento se pretende llevar a cabo.

Para las contrataciones se exigirá un informe previo de parte del Servicio Civil en el caso del cónyuge, conviviente civil y parientes por consanguinidad hasta el 3° grado o por afinidad hasta el 2° de ministros, subsecretarios, delegados presidenciales regionales, delegados presidenciales provinciales, gobernadores, secretarios regionales ministeriales, jefes superiores de servicio, embajadores, alcaldes, senadores y diputados.


 

"Queremos desterrar la cultura del amiguismo, del pituto, del operador político y restablecer en plenitud la cultura del funcionario público de verdad, honesto, comprometido, competente y dedicado al servicio de los demás y no al servicio de sí mismo", aseguró Piñera.

También se buscará fortalecer la regulación de las inhabilidades e incompatibilidades en el ejercicio de la función pública. Para desempeñarse como ministro, subsecretario y jefe de servicio se establecerá una inhabilidad para quienes hayan realizado lobby respecto del organismo al que pretenden ingresar en los 12 meses anteriores al nombramiento.

A su vez, para ingresar a la Administración del Estado se establecerá una inhabilidad para quienes hayan sido sancionados por infracción a las obligaciones post empleo.

En el proyecto se establece que los exministros, exsubsecretarios y exjefes superiores de servicio no puedan prestar ningún tipo de servicio ni adquirir participación en la propiedad de entidades que hayan sido sujetos fiscalizados por las instituciones fiscalizadoras relacionadas con el ministerio en que desempeñaron funciones.


 

Asimismo, se propone que éstos tengan prohibición de realizar lobby o gestión de intereses, por 12 meses desde su cese de funciones, ante la misma institución en la que se desempeñaron.

El proyecto también busca fortalecer las normas de probidad de los parlamentarios. Los senadores, diputados, secretarios de ambas cámaras y otros funcionarios de alto rango tendrán la prohibición de contratar al cónyuge, conviviente civil y parientes por consanguinidad hasta el 3° grado o por afinidad hasta el 2° dentro de las corporaciones y servicios del Congreso Nacional.

Esta misma prohibición se extiende al contralor, el subcontralor y otros funcionarios de alto rango dentro de la Contraloría General de la República.

"Presentar la agenda de probidad es una gran satisfacción. Se basa en tres ejes fundamentales: Una ley de transparencia 2.0, una agenda anti-abuso, anticorrupción y una de política de datos abiertos", concluyó.

X