Escucha ahora

Trasnoche ADN


Cómo se gestó la compra del súper televisor de Cerro Castillo: "Lo que había era del año de Ñauca"

Dentro de La Moneda le bajan el perfil a la adquisición de la pantalla de $8 millones. "La decisión no se va a cambiar", dicen conocedores.

Cómo se gestó la compra del súper televisor de Cerro Castillo:

Cerro Castillo. Foto: Agencia Uno

Andrés Huerta, ADN

"No pudimos hacer nada, no funcionó". Así recuerdan en La Moneda un bochornoso episodio frente a ministros y parlamentarios, reunidos todos en el Palacio de Cerro Castillo cuando, apenas asumido el Gobierno, trataban de proyectar una presentación en su primera cita de trabajo.

Simplemente, el aparato que existía en el recinto oficial emplazado en Viña del Mar, no respondió ante anfitriones e invitados.

"Lo que había era del año de Ñauca", dicen, en alusión a su antigüedad. Fue ése el momento clave que, según conocedores, determinó la compra del ahora conocido televisor de 84 pulgadas por $8,8 millones.

El aparato, agregan las fuentes, está pensado dentro en la ampliación del "giro" del Palacio Presidencial que, hasta ahora, se usa en reuniones de emergencia o en fechas puntuales.

La idea -dicen- es que, en citas de trabajo, la pantalla sirva para mirar transmisiones simultáneas, videoconferencias, escuchar streaming de radio y proyectar presentaciones.

AUSTERIDAD

Conscientes de la sensibilidad con que miran desde la oposición cada paso del Gobierno ("estamos en una pecera", reconocen), en La Moneda son categóricos en enfatizar que la compra ocurrió antes del anuncio de austeridad fiscal para reparticiones y empresas públicas.

"La compra es del Gobierno", ratifican desde Palacio, agregando que "no es un sillón de cuero, es un televisor", en comparación con la adquisición de un sillón de $2 millones por parte del Ministerio del Interior.

"La decisión no se va a cambiar. No es una pantalla para mirar fútbol, es para la gestión presidencial. ¿Se va a dejar de comprar cosas para hacer la pega mejor?", concluyeron.


X