Escucha ahora

Trasnoche ADN


Victimización llega a su punto más alto en los últimos cuatro años

La histórica cifra implica que 236.316 hogares más fueron afectados por al menos un delito en comparación con 2013.

Victimización llega a su punto más alto en los últimos cuatro años

Delincuencia. Imagen referencial. Foto: Agencia Uno

Un 28% alcanzó la victimización a nivel nacional, de acuerdo a la última Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana 2017 (Enusc), realizada durante la administración anterior.

El alza registrada es de 0,7 puntos porcentuales en comparación con la medición 2016, en que la cifra era de 27,3%.

De acuerdo al sondeo, realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 236.316 hogares más fueron víctimas de la delincuencia en comparación con el año 2013, lo que significa un aumento de 1.019.895 de delitos de mayor connotación social.

En 2017, los hogares del país fueron victimizados principalmente por hurto (9,7%), robo con violencia o intimidación (5,1%), robo con fuerza en la vivienda (5,1%), robo por sorpresa (4,6%) y lesiones (1,7%). En relación a los hogares que declaran poseer vehículos particulares, 14,2% han sido víctimas de robo de accesorios de o desde el vehículo y un 1,4% de robo del vehículo.


 

Con respecto a la percepción de inseguridad, ésta disminuye en 4,2 puntos porcentuales. Así también, dos regiones del país superan el promedio de victimización nacional (28%): Tarapacá, con un 35,9% y la Metropolitana, con un 31,9%.

Además, la revictimización aumentó 0,6 puntos porcentuales, llegando a un 9,2% el porcentaje de hogares víctimas de dos o más delitos durante 2017.

La denuncia, en tanto, disminuyó un punto porcentual, cayendo de un 39,5% en 2016 a un 38,5% en 2017. Dentro de los principales motivos para no denunciar está que la pérdida no fue suficientemente seria (18%); la justicia (tribunales) no hubiera hecho nada (15,7%) y la policía no podría haber hecho nada (15,1%).

Se observa que la mayoría de los delitos consultados presenta un aumento en comparación al 2013 robo con violencia o intimidación (37,2%), robo por sorpresa (26,9%), hurto (23,4%), robo con fuerza en la vivienda (21,4%), robo de accesorio de vehículo (28,5%).


 

En los delitos de connotación económica, la estafa telefónica (cuento del tío) baja significativamente de 5,1% a 2,8%. Los delitos de clonación de tarjeta (3,6%), giro doloso de cheques (1,2%) y otra estafa (1,3%) se mantienen respecto a la medición del 2016.

En relación a delitos cibernéticos, éstos aumentan significativamente desde el año 2016. Se observa un aumento estadísticamente significativo en suplantación de identidad en redes sociales, de 1,8% a 2,3%; en estafa por internet, que pasa de un 1,1% a un 1,5%; acoso u hostigamiento, que aumenta de 1,3% a 1,9% y, finalmente, suplantación de identidad en cuenta bancaria, que aumenta significativamente de 0,7% a 1,0%. Los otros ilícitos, amenaza por internet (1,0%) y destrucción remota de disco duro (0,1%) no presentan diferencias significativas con el año anterior.

En la categoría "daños", los rayados a la vivienda bajan de 4,7% a 4,0%, siendo esta diferencia estadísticamente significativa. En cuanto a rayones a vehículo (5,5%), daños a vehículo (4,5%) y daños a la vivienda (1,5%), no hay diferencias significativas respecto a 2016.

X