Escucha ahora

Trasnoche ADN


Víctima de Maristas pidió a la Iglesia "que deje el lenguaje ambiguo y hable de crímenes"

"No me bastan solo los titulares del Papa ni las declaraciones a destiempo de los obispos hablando de perdón y vergüenza", aseguró Jaime Concha.

Víctima de Maristas pidió a la Iglesia

Jaime Concha. Foto: ADN

Una de las víctimas de la congregación de los Hermanos Maristas, Jaime Concha, reconoció sus expectativas de cara a la reunión entre los obispos chilenos y el Papa Francisco en el Vaticano.

En conversación con ADN Hoy, el médico descartó un exceso de protagonismo de los denunciantes de Karadima y precisó que ellos "han sido nuestras voces, ellos nos representan, son hombres valientes que dieron el primer paso".

Sobre las declaraciones del obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, quien manifestó en Roma que "las víctimas siempre han tenido la razón y están primero", Concha admitió que "yo le creo por ser práctico".


 

"Me reuní con los obispos González y Goic en la Conferencia Episcopal, nos escucharon y tuvieron una actitud de mucha misericordia, respeto y se comprometieron en llevar nuestro relato a esta reunión", detalló.

Sin embargo, acusó que la congregación marista "no está del lado de las víctimas" y que "hasta el día de hoy sigue mostrando verdades a medias, mintiendo y encubriendo".

"Tenemos esas dos caras, una Iglesia que aparentemente se muestra como una Iglesia de la confianza, y otras que sigue encubriendo", subrayó.


 

Para Jaime Concha, en la reunión del Papa Francisco con los obispos chilenos en Roma "no se está jugando sacar a Barros" y precisó que está en juego que la Iglesia "durante 30 años lleva preocupándose de qué hacemos los laicos con nuestros genitales, mientras ellos han protegido una sexualidad perversa".

"Tiene que haber acciones concretas, ejemplares y ejemplificadoras, o sea, no solamente este juego de tronos de poder a quien saca y a quien pone", puntualizó.


 

Sobre su reparación, el denunciante manifestó que "es muy importante la misericordia, que nos vuelvan a restituir la dignidad que nos quitaron. Ellos no consideraron nunca que éramos personas, ni siquiera niños, nos vieron siempre como un fetiche sexual".

"Le pido a la Iglesia que deje esa comunicación ambigua, que hable las cosas como son, estamos hablando de crímenes", enfatizó.

Concha aseguró que "No me bastan solo los titulares del Papa ni las declaraciones a destiempo de los obispos hablando de perdón y vergüenza, yo quiero acciones concretas en lo que se refiere a la reparación, la justicia y la restauración de la confianza".

X