Escucha ahora

Ciudadano ADN


Trabajadores de SQM exigen el pago de US$ 4 mil millones por utilidades no canceladas

Los trabajadores alegan que no han recibido el dinero correspondiente a las acciones que les entregaron en 1985 con el "capitalismo popular" de Pinochet.

Trabajadores de SQM exigen el pago de US$ 4 mil millones por utilidades no canceladas

Imagen de referencia. Foto: Agencia Uno

Cerca de 1500 trabajadores y extrabajadores de SQM presentarán una demanda en contra de Julio Ponce Lerou y su hermano Eugenio, actual presidente del directorio de la minera no metálica, para que se les cancelen entre 4 y 6 mil millones de dólares supuestamente adeudados por el no pago de utilidades que les corresponderían por las acciones que le fueron entregadas en 1985, como parte del “capitalismo popular” impulsado por Augusto Pinochet.

Hugo Herrera, representante de los trabajadores, explicó en ADN Hoy el origen de la situación: “Todo lo que tiene actualmente el controlador de SQM con su hermano no es de ellos. Una parte es de ellos, pero el total es de los trabajadores de Soquimich. Nosotros fuimos involucrados a través del capitalismo popular por el suegro de Julio Ponce,  Pinochet”.

“En el año 1985 se nos entregaron acciones producto de una ley y esa ley decía que tenían que entregarnos utilidades. De ese entonces quedan en custodia esas acciones en un convenio colectivo”, agregó.

Sin embargo, explica Herrera, un año más tarde se constituye la sociedad Pampa Calichera a espalda de los trabajadores y se utilizan las acciones para conseguir créditos. “Ilegalmente usan nuestras acciones, que estaba en custodia en SQM,  a través de un reglamento de fondo de indemnizaciones por acciones de retiro para los trabajadores y las ingresan a la sociedad de inversiones de Pampa Calichera. Con eso, lo colocan en garantía en tres instituciones financieras”, dijo.

“A nosotros se nos prometió que por cada acción que uno aportara el resultado iba a ser 3.8 acciones, casi cuatro. El resultado de ese negocio, jamás, los hermanos Ponce Lerou y quienes resulten responsables se lo han entregado a sus legítimos dueños, que son los trabajadores del salitre”, cerró.

X