Escucha ahora

La Prueba de ADN


Saffirio acusa llamada de obispo de Temuco "con prepotencia, arrogancia y groserías"

"Después me dejó un mensaje donde me dice 'disculpa, estoy muy mal'. Lo leí como una manipulación grosera", dijo a ADN Hoy.

Saffirio acusa llamada de obispo de Temuco

El diputado René Saffirio. Foto: Agencia Uno

Tras su anuncio sobre un proyecto de ley que busca eliminar privilegios procesales para las autoridades eclesiásticas, el diputado independiente René Saffirio reveló este miércoles en ADN Hoy haber sido contactado vía telefónica por el obispo de Temuco, Héctor Vargas, "con prepotencia, arrogancia y groserías".

"La verdad es que causa un impacto muy fuerte (...) La arrogancia del obispo para pedirme explicaciones y negando la existencia de este privilegio. Cuando ya no pude controlarlo le dije 'monseñor, discúlpeme, pero cortaré esta comunicación, no le permitiré que hable en este tono y con este tipo de expresiones", comentó.

Saffirio agregó que "sé que hay algunos que son de mecha corta, pero a mí no me cuadraba. Esta llamada fue el viernes por la noche, después me dejó un mensaje donde me dice 'disculpa René, estoy muy mal y agotadísimo, espero podamos conversar más adelante'. Lo leí como una manipulación grosera. Y después me dice 'reza por mí".

"Pensé en mantener silencio, pero si lo hacía era avalar este tipo de abusos. Me imaginé el impacto que podía causar (...) Cuando vi las imágenes de los obispos chilenos en Roma junto al Papa pidiendo perdón, pensé que era un punto de inflexión en la Iglesia católica", expresó el parlamentario.

En ese sentido, Saffirio sostuvo que "el perdón es un acto sublime, que nace de la convicción", pero -a su juicio- en el caso de las autoridades eclesiásticas nacionales "nace desde la cabeza para tratar de construir una imagen que no es".

"Eso se llama lavado de imagen y me cuesta dimensionar hasta qué niveles puede llegar esta práctica de lavado de imagen (...) De esta forma no recuperarán nunca (la confianza). Converso a diario con varias personas que se declaran católicas y se sienten avergonzadas, sienten mucha tristeza, lo asocio con lo que pasó en el mundo comunista con la caída del Muro de Berlín", concluyó.

X