Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Reportaje de ADN: la crisis del Instituto Nacional

El establecimiento vive una de sus momentos más complejos en sus más de 200 años de historia, lo que ha obligado a suspender clases durante varios días consecutivos.

Reportaje de ADN: la crisis del Instituto Nacional

Instituto Nacional. Foto: Agencia Uno

Se le llama la cuna de la educación pública chilena. Por sus aulas pasaron personajes históricos como Diego Portales y Manuel Bulnes, egresando varios premios nacionales, ministros, científicos, historiadores, e incluso 18 de sus exalumnos llegaron a la presidencia de la República.

El Instituto Nacional hoy vive una de sus crisis más complejas en sus más de 200 años de historia. Momento centrado en la violencia que ha obligado a suspender clases varios días consecutivos, preocupando a estudiantes, apoderados, profesores y a su sostenedor actual, la Municipalidad de Santiago.

En las últimas semanas, se han registrado enfrentamientos entre encapuchados y Carabineros en las afueras del emblemático establecimiento, a tal punto que ha llevado al ingreso de personal de Fuerzas Especiales al liceo.



Enfrentamientos que han dejado pérdidas materiales, denuncias de amenazas y una discusión de fondo: ¿Es una lucha por la educación pública o en contra de la ley Aula Segura?

Normativa promulgada a fines del año pasado, dando 90 días a los colegios para actualizar sus reglamentos, pero que sigue causando polémicas en varios sectores. El proyecto de ley sanciona actos que ocasionen daños a la integridad física o psíquica de cualquiera de los miembros de una comunidad educativa.

Para Rodrigo Pérez, presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional, esto ha generado el ambiente hostil que vive actualmente el establecimiento, bastión de los movimientos estudiantiles.

A pesar de estos episodios, ya han existido reuniones entre las partes que integran la comunidad escolar, las que evidentemente no han generado los resultados esperados. Practicamente día por medio se registran barricadas y protestas. Quien ha realizado un duro análisis de la situación es el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, sostenedor del Instituto Nacional. Para él, hay que resguardar la integridad, tanto del Rector Fernando Soto como del cuerpo docente y administrativo de un grupo que no es mayor a 40 personas, los que según él corresponden a anarquistas.

Los padres y apoderados han tomado un rol protagónico en esta pugna. Son tres los centros de padres los que componen la comunidad y que han levantado diversas reuniones y asambleas para revisar la situación actual y buscar soluciones. A pesar que aseguran que estas son demandas profundas por el abandono de la educación pública y especialmente de los liceos emblemáticos, son situaciones que ni siquiera se habían registrado en la movilización pinguina del 2006 ni tampoco en la gran movilización de 2011.


Judy Valdés, presidenta del Centro de Padres (CEPA 0) y vocera de los liceos emblemáticos, apunta al sostenedor del establecimiento de la crisis que viven. Para ella, esto va más allá de la ley Aula Segura y condenó la violencia.

Otro grupo de apoderados solicitó la intervención del Ministerio del Interior en esta disputa. Apuntan también a la Municipalidad de Santiago como uno de los principales responsables del deterioro en el que se encuentra el Instituto Nacional, pero señalan que la gran mayoría quiere tener clases normales. Mismo grupo que acusa amenazas de los overoles blancos.


Esto llevó a un grupo de padres a presentar una querella contra dos alumnos del establecimiento por agresión, daños a la propiedad, amenazas, entre otros delitos. El ex alumno de la entidad educativa y abogado querellante, Jaime Jansana, se refirió sobre este punto e incluso recalcó que hay investigaciones anteriores que no han llegado a puerto y acusa que Carabineros no se sentiría apoyado.

Desde el Gobierno aseguraron que el rector ya tiene las atribuciones para separar de inmediato a los estudiantes implicados, a pesar de que la propia comunidad señaló que no pueden establecer con claridad que sean alumnos del Instituto Nacional. Incluso, la ministra Vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, dio un espaldarazo al alcalde de Santiago y al resto de sostenedores de colegios.

Un debate que parece estar lejos de terminar. Demandas históricas de la comunidad escolar que tienen colgando en un hilo las relaciones con la Municipalidad de Santiago y que tiene en el centro de la discusión la aplicación de a ley Aula Segura, mientras esperamos la votación del petitorio oficial de los estudiantes del Instituto Nacional, la otrora conocida cuna de líderes de nuestro país.

X