Escucha ahora

Mundo Vivo


Obispos piden perdón a víctimas de abusos en la iglesia

Finalizaron su reunión en Punta de Tralca con declaración pública.

Obispos piden perdón a víctimas de abusos en la iglesia

Punta de tralca (referencial). Foto: Agencia Uno

Una serie de conclusiones sacó la asamblea plenaria y extraordinaria de obispos de la Conferencia Episcopal en Punta de Tralca.  

"Después de este tiempo de escucha, oración y discernimiento, intentando, como señaló el Papa, "poner a Jesús en el centro" y "mirar de frente, asumir y sufrir el conflicto", aseguraron por medio de un comunicado, "queremos reconocer humildemente que hemos fallado a nuestro deber de pastores al no escuchar, creer, atender o acompañar a las víctimas de graves pecados e injusticias cometidas por sacerdotes y religiosos".

Además, asumen que "a veces no reaccionamos a tiempo ante los dolorosos "abusos sexuales, de poder y de autoridad" y, por ello, pedimos perdón en primer lugar a las víctimas y sobrevivientes".

"En esta hora queremos expresar también nuestro arrepentimiento ante quienes han  acompañado a las víctimas, a sus familias, a quienes han realizado responsablemente esfuerzos por buscar la verdad, la justicia, la reparación y la purificación, y a los cientos de consagrados y laicos que diariamente dan testimonio del amor, la misericordia y la redención de Cristo y que se ven afectados en su ministerio por causa de los errores, pecados y delitos cometidos", añadieron.

Incluso, reconocieron que "no siempre supimos acoger en todas las instancias eclesiales las orientaciones del Consejo Nacional de Prevención para abordar oportunamente los casos de abuso sexual", señalando que "nuestras faltas u omisiones han causado dolor y perplejidad, han afectado la comunión eclesial y han dificultado la conversión y minado la esperanza", explicaron.

"De ningún modo hemos querido causar ni agravar el daño producido, pero, mirado en una perspectiva del tiempo, algunos de nosotros pudimos ser más activos y atentos al dolor sufrido por las víctimas, familiares y la comunidad eclesial", declararon.

Además, los obispos adjuntaron una serie de decisiones y compromisos, llamando a colaborar con la justicia, sumar esfuerzos con organismos especializados y a estar más disponibles para la ciudadanía y las víctimas de abuso.

"A cada obispo y superior religioso corresponde enmendar, perfeccionar y dar las adecuadas garantías, respecto de sus jurisdicciones", expresaron al cerrar su declaración.


X