Escucha ahora

Ciudadano ADN


Manzi sobre educación para hombres y mujeres: "Inhibe habilidades esenciales para la vida"

Para el doctor en psicología, "si la educación es una preparación para la vida, la vida es integrada".

Manzi sobre educación para hombres y mujeres:

Instituto Nacional. Foto: Agencias

Revuelo ha generado las acusaciones de segregación de una niña de 11 años que aspiraba a postular al Instituto Nacional.

Para el investigador Jorge Manzi, director del Centro MIDE de la U. Católica, la división entre hombres y mujeres en las escuelas responde más bien a una "tradición" y una "evolución histórica".

"La integración de la mujer a la educación fue más tardía y, por tanto, probablemente, primero teníamos solamente establecimientos masculinos y después se agregaron los de mujeres", explicó en La Prueba de ADN.

Para Manzi, este es un debate que "todavía está vivo en varias partes, a pesar de que la tendencia natural es al crecimiento de la educación integrada o coeducacional", que tiene un carácter mixto. 


 

El investigador puntualizó que la evidencia no sostiene que existan "ventajas de carácter académico y actitudinal de niñas y niños al estudiar en ambientes segregados".

Sin embargo, precisa que el gran problema es que "en general sobre esta materia hay pocos estudios en el mundo".

Para el doctor en psicología de la U. de California, "cuando uno ha estado toda su vida en una escuela de puros hombres o mujeres, en algún sentido se inhiben o no se desarrollan suficientemente habilidades comunicacionales esenciales para la vida"

A nivel de modelo, Manzi concluye que "si la educación es una preparación para la vida, la vida es integrada".


 

No obstante, subraya que normalmente "los educadores van a preferir ambientes más homogéneos".

"Es más fácil enseñarle a un aula de puras mujeres u hombres. Muchos educadores sostienen que hay menos distracción, y efectivamente algo de eso hay", acota.

Sin embargo, Manzi manifestó que "es difícil sostener que el efecto de la distracción o la atracción que pueda darse en el aula, sea suficiente para compensar las deficiencias que tiene el hecho de no permitirle a niños y niñas interactuar normalmente".

Para el psicólogo, una educación mixta permitiría que hombres y mujeres puedan aventurarse en disciplinas que generalmente no están vinculadas a su género, ya que según sus propios estudios "los niños asocian tempranamente, chicos de tercero o cuarto básico, matemáticas con niños y lenguaje con niñas".