Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Las tres tesis que baraja la Fiscalía del secuestro en Licantén

La menor entregó nuevos antecedentes del caso tras ser interrogada durante casi tres horas por el Ministerio Público.

Las tres tesis que baraja la Fiscalía del secuestro en Licantén

José Navarro. Foto: Agencia Uno

La Fiscalía se encuentra recopilando los últimos antecedentes sobre la desaparición de Emmelyn Canales, niña de 11 años que se mantuvo ocho días junto a José Navarro Labbé habitando en la zona boscosa de Licantén.

El Ministerio Público interrogó a la menor por más de tres horas para conocer su versión de los hechos, centrándose principalmente en las razones de su captor apodado "brujo" o "chamán".


 

Hasta el momento, la Fiscalía maneja tres tesis posibles respecto al caso, las que deberían ser resueltas durante el proceso de investigación del caso.

La primera de ellas hace alusión a un secuestro de la menor para abusar de ella sexualmente. Esta tesis estaba empujada principalmente por los antecedentes de Navarro contra su hermana, por la que fue condenado.

Sin embargo, un manto de duda se ha cubierto sobre esta posibilidad, debido a que el primer parte médico no reveló evidencias de abuso y sólo se despejará totalmente una vez se revelen el informe ginecológico y la propia declaración de Emmelyn.


 

En el Ministerio Público se abren a otras dos posibilidades y ambas apuntan a la familia materna de Emmelyn Canales.

La primera de ellas dice relación con el supuesto nexo laboral entre Navarro y los abuelos de la menor. Esto surge por antecedentes de su abuela por narcotráfico hace tres años y la mantención de plantaciones de marihuana en su predio.

De acuerdo a lo que ha trascendido, la Fiscalía indaga posibles deudas pendientes que podría tener Navarro con los abuelos en negocios que mantenían entre ellos.


 

La tercera tesis ha sido aportada por el propio Navarro y su familia, quien habría defendido a la niña de agresiones física que supuestamente recibía de su abuelo.

Esta posibilidad ha tomado fuerza por la negligencia que mostró la familia materna por los dos casos de abuso sexual que sufrió la pequeña por la pareja de su tía en dos ocasiones.

En aquella oportunidad, la madre se negó a poner la denuncia, lo que sí hizo el colegio, según reveló el director del colegio Augusto Santelices de Licantén.


 

El padre de la menor, Cristián Canales, se enteró de ambos antecedentes -narcotráfico y abuso sexual- durante el proceso de búsqueda. Tras la aparición de Emmelyn, aseguró que "aquí hay algo raro" y pidió su tuición 

Actualmente, Tribunales de Familia no descartan que la pequeña finalmente sea derivada en un centro del Sename

X