Escucha ahora

Los Tenores


La columna de Francisco Ortega sobre Adela Secall cuando era menor de edad: "Sus deliciosos 17 años"

En 2003, el escritor calificó a la actriz de "pendeja endemoniada" y aseguró que soñaba con "meter una mano bajo la delicada tela" y "cometer alguna aberración".

La columna de Francisco Ortega sobre Adela Secall cuando era menor de edad: 'Sus deliciosos 17 años'

Francisco Ortega y Adela Secall. Foto:

Polémica han generado las columnas del escritor Francisco Ortega, amigo de Nicolás López, publicadas en el blog Sobras.com.

Si bien pidió perdón en sus redes sociales y reconoció que su pluma era "muy machista, muy misógina y muy cosificadora", esta vez se destapó una de las más polémicas escritas en 2003 sobre la actriz Adela Secall.

Según pudo recuperar el sitio CNN en el sitio archive.org, el autor de "Logia" y "El verbo Kaifman" recordó una entrevista que le había realizado a la actriz hace "como 4 años atrás".

En él, Ortega expone que la entrevista no salió bien y agrega que "supongo que mucha culpa en el pésimo resultado de esa entrevista la tuvo Adela. Desde que la vi, parada frente a mí, supe que nada bueno iba a salir de esa entrevista".

"Lo único que entonces me importó eran sus deliciosos 17 años, su polera de tirantes deliciosamente abultada bajo su escote", añade sobre la actriz que entonces era menor de edad.

El escritor no se queda ahí, ya que luego asegura que "no me di cuenta lo que le pregunté ni me importaron sus respuestas. Yo quería seguir ahogándome en el sonido de su boca, soñando con meter una mano bajo la delicada tela que cubría sus formas de mármol".

"Es una pendeja endemoniada, arrolladora, dueña de un cuerpo acogedor y generoso, insolentemente femenino. La forma deliciosa de una niña que cada día es más mujer", sostiene.

Ortega finaliza reconociendo que la joven Adela Secall "sacude nuestros instintos más primales. Nuestra masculinidad más oscura. Esa que de ser más animales nos llevaría a cometer alguna clase de aberración, esa que a media vergüenza nos hacía mirar a las pendejas ricas de 1º medio cuando estabamos en 4º".


 

X