Escucha ahora

Música en ADN


Jovino Novoa: Es esperanzador saber que después de tantos años es posible conseguir justicia

El presidente de la Fundación Jaime Guzmán celebra el arresto en México de uno de los autores de asesinato del senador UDI, cometido en 1991.

Jovino Novoa: Es esperanzador saber que después de tantos años es posible conseguir justicia

Jovino Novoa. Foto: Agencia Uno

Jovino Novoa, referente de la UDI y fuera de la política tras aceptar en juicio abreviado los cargos por emitir boletas ideológicamente falsas, aseguró que existe la esperanza de condenar a culpables de asesinato de Jaime Guzmán, luego del arresto de Raúl Poblete en México.

Es esperanzador saber que después de tantos años es posible conseguir justicia. Con Jaime no sólo mantuvimos una gran amistad, sino que, además, compartimos ideales que plasmamos en un proyecto que nos unió hasta su muerte”, dijo el exsenador gremialista en entrevista con La Tercera.

“Su asesinato no sólo generó un dolor humano profundo, también me hizo reflexionar sobre la importancia de su liderazgo y el valor de sus ideas, al punto que para algunos se convirtió en alguien a quien había que eliminar. Jaime estaba consciente de lo importante que era apoyar el retorno a la democracia y encauzar el país hacia un progreso en paz, precisamente porque también entendía que había grupos dispuestos a evitarlo”, agregó.

El actual presidente de la Fundación Jaime Guzmán cree que ahora no hay excusas para no hacer justicia. “Más allá de los tiempos que requieren los procedimientos, debiesen ponerse todas las voluntades para que los culpables de este terrible crimen se sometan a juicio y cumplan las condenas que corresponda en cada caso”, dijo.

El proceso de Jaime ha tenido cambios importantes. Ha pasado por distintos momentos. Partió errático, equivocando culpables, hubo gente que incomprensiblemente ocultó pruebas, e incluso los responsables se fugaron de una forma inédita de una cárcel de alta seguridad. Aun cuando el ministro Carroza ha hecho incuestionables esfuerzos por hacer justicia, lo cierto es que, lamentablemente y por variadas razones que escapan a su voluntad, ninguno de los asesinos de Jaime cumple hoy una pena efectiva en nuestro país”, complementó.

Novoa, ante la posibilidad de que la detención de Escobar reabra el debate del rol que tuvieron los civiles en la dictadura de Pinoche, dijo no arrepentirse de haber sido parte de ese régimen. “Tanto mi trabajo como el de los distintos civiles que colaboramos durante el gobierno militar tuvo como única intención, como reconoció monseñor Valech en su momento, colaborar con sacar al país adelante y retornar del mejor modo a la democracia. Así lo hicimos”, dijo.

X