Escucha ahora

Entrelíneas


Joven a viuda de cliente al que mató con llave de cruz: Perdón mamita por el cagazo que me mandé

El 12 Juzgado de Garantía de Santiago dispuso 60 días para la investigación.

En prisión preventiva quedó Luis Zapata (21), detenido por su responsabilidad en la muerte de Sergio Castillo (54), cliente de una tienda de repuestos en San Ramón.

El joven, que fue formalizado por homicidio, había llegado en la víspera al local para exigir la devolución de $280 mil que le había costado un repuesto que no le sirvió.

Ante la negativa de los dependientes, Zapata se dirigió a su camioneta, tomó una llave de cruz y la lanzó, impactando a Castillo en su cabeza, quien falleció en el lugar.

"Él me dijo 'tía, nunca quise hacer daño a nadie, sólo quería romper la vitrina, porque no me quisieron devolver los 280 mil", contó una de las familiares del detenido, Sandra Monroy.

Ana Rodríguez, otra tía de Zapata, sostuvo que "él es un chico sano y de mentalidad sana. Que lo manden ahí (a la cárcel) sería echarlo a perder. Él merece una oportunidad, es trabajador, no tiene vicios y mantiene su hogar".

Durante la audiencia de control de detención y formalización por homicidio, el abogado defensor Víctor Sanhueza reveló que el joven, tras el ataque, se acercó a la viuda de Castillo y le dijo: "Perdón mamita por el cagazo que me mandé".

Tales palabras coincidieron con las que Zapata había expresado la noche en que fue arrestado: "No fue mi intención, disculpas a toda la familia".

El abogado Sanhueza explicó a ADN que "pretendemos que se califique jurídicamente este hecho lamentable como un homicidio culposo. Mi representante no es un delincuente. La pena que arriesgaría, sería en mi opinión máximo entre 541 días y 3 años. Podría tener opción de que se le otorgue alguna pena en cumpliminto en libertad".

La Brigada de Homicidios de la PDI quedó a cargo de las diligencias que permitan esclarecer lo ocurrido. El 12° Juzgado de Garantía de Santiago, en tanto, dispuso 60 días para la investigación.


 
X